Por Daniela Morano
13 noviembre, 2017

No entendía porqué hasta que comenzó a ser investigado.

Joshua Sutcliffe tiene 27 años y enseña clases de matemáticas en una escuela en Oxfordshire además de ser pastos en una iglesia evangélica. Ahora enfrenta cargos por discriminar accidentalmente a un niño de su clase. El incidente ocurrió en una clase en que Sutcliffe dijo “bien hecho chicas” al niño en cuestión y a su amiga. De inmediato se disculpó pero seis semanas después fue suspendido cuando la madre del niño se enteró de lo sucedido.

Según Daily Mail, el hombre también enfrenta cargos por aparentemente pasar por alto reglas de igualdad al referirse a alumnos por  “él/ella” y no por su nombre.

Darren Jack

Sutcliffe aseguró que estaba “desconcentrado” y que no puede creer lo ocurrido, pues lleva años dedicado a su profesión. Además afirmó que nunca recibió indicaciones respecto a cómo se debía tratar oficialmente a un alumno/a.

La madre del niño transgénero además culpó al profesor de castigarlo en varios ocasiones sin razón. Para la familia, el mayor problema era que el profesor estuviese burlándose del niño. Además Sutcliffe habría respondido la pregunta de un alumno respecto al matrimonio diciendo que este sería entre un hombre y una mujer.

Google Street View

“Siempre he intentado respetar a los estudiantes y mantener una actitud profesional, pero me parece que la escuela estaba intentando forzarme su agenda liberal,” dijo Sutcliffe.

Fue interrogado durante una hora para la investigación y finalmente fue declarado culpable por tratar con el género incorrecto a un niño y de homofobia por mencionar pasajes bíblicos durante las clases en una escuela donde esto no está permitido.

 

No te lo pierdas

Te puede interesar