Por Francisca García
24 julio, 2017

Tiene 27 años y está revolucionando el conflicto en Siria.

Muchas veces uno cree que por no ser político ni un estudioso, uno no tiene cómo involucrarse en conflictos actuales. Uno se intimida con la magnitud, y lo complicada de la situación. Pero si bien uno no puede tener una postura firme e innegable para todo, eso no implica que no podamos hacernos parte del cambio que queremos para el mundo.

Ahmad Joudeh es un bailarín palestino refugiado en Siria, y ha tenido que esforzarse más que cualquiera para sacar su pasión adelante.

Pero ahora ha ganado fama como el “Billy Elliot Sirio”, y está usando su exposición a los medios con un fin muy específico.

Ahmad baila en diferentes países para representar a la Siria real, no la que quiere fomentar el Estado Islámico.

Más que nada, quiere quitar de a poco los horrores que ha producido ISIS de la mente de las personas.

Cuando llegó a París, lo invitaron para que baile junto con la cantante Sanga, quien cantó una canción compuesta especialmente para él.

A post shared by Ahmad Joudeh (@ahmadjoudeh90) on

En su cuello, Ahmad se tatuó la frase “Bailar o Morir”, y lo lleva como su mantra en todo lo que hace. El baile es su vida, y baila también por otros refugiados.

“Voy a volver a Siria algún día y crearé el Ballet Nacional de Siria”.

Ahmad espera que esta sea una de varias colaboraciones de las que planea participar estando en París.

A post shared by Ahmad Joudeh (@ahmadjoudeh90) on

El bailarín logró sobreponerse tanto a la guerra como a la oposición de su padre, y su esfuerzo por fin ha dado frutos.

A post shared by Ahmad Joudeh (@ahmadjoudeh90) on

Le deseamos toda la suerte a este gran hombre, quien ha logrado tomar su pasión y utilizarla para darnos un mensaje muy importante: Siria es un lugar donde la belleza resiste y crece a pesar del odio.

Puede interesarte