Esta es la historia del caso que ha conmovido a México y al mundo.

Una carta anónima reveló algo que tiene a todo México conmocionado y al mundo con tristeza. Cuesta creer, que un miembro de la familia haya sido capaz de provocar tanto miedo, abandono y rechazo a los seres humanos de un niño de apenas 5 años. Ningún ser se merece algo cómo lo que vivió el pequeño Anthony mientras estaba en cautiverio.

El pequeño Anthony es un estadounidense de padres latinos. Fue encadenado, tenía cinta adhesiva amarrada en su cuello, y varias lesiones en su cráneo, brazos, piernas, espalda, hasta sus genitales. Los familiares que estaban a su cargo, lo habían torturado.

PGJDF

La denuncia que permitió la liberación de este pequeño decía que regularmente escuchaban el llanto de un niño. El 27 de junio, las autoridades de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México allanaron el hogar de Carlos Loaeza y Olivia Castro, encontrando en el sótano del lugar al pequeño Anthony con apenas 11 kilos, en medio de la oscuridad, con cinta adhesiva en su cuello y con sus pequeños pies encadenados a una banca. 

Cuando el cuerpo policial encontró al niño, lo primero que hizo fue sollozar. Su llanto interno dejó a todos con el corazón en mil pedazos. Tal como explica CNN, cuando le preguntaron que edad tenía, alzó su mano y respondió en señas que tenía 5 años. 

PGJDF

Después de algunos días de investigación, se supo que el pequeño Anthony era hijo de un hombre de Hidalgo, y una ciudadana estadounidense, los padres están separados y ambos viven en San Diego, California, EE.UU.. Pascual Castro es su padre, quién conversó con El Universal, diciendo que no se explica, cómo su hermana le había hecho tanto daño a su hijo.

Mi intención era que Anthony aprendiera inglés en México para que después lo pudiera meter a la escuela en Estados Unidos”.

-Pascual Castro a Noticias MVS

Claramente los deseos de este padre, no se cumplieron. A pesar que su hermana le enviara fotos del pequeño en perfectas condiciones, lo tenían en cautiverio y muerto de hambre. Informes señalan que fue torturado por más de 4 meses.

Por otra parte, Dawn Sanders, la madre de Anthony, conversó con la cadena Univisión. Ella no tenía idea de lo que estaba pasando con su hijo, cuando el reportero le mostró una foto, la mujer no pudo contener la lágrimas diciendo en español: “Yo sé que no fui una esposa muy bien, pero una mamá mal no fui, nunca, y lo siento por no ser una esposa bien, mis hijos no tienen que pagar por eso”. 

Dawn Sanders/Univisión

Estos son los tíos, Carlos Loaeza y Olivia Castro, quiénes se encuentran en prisión. Los 2 aún no explican por qué habían cometido esa aberración con su sobrino. Tal como indica el portal Debate, ellos han declarado que “las cosas no son como parecen”.

Carlos Loaeza

PGJDF

Olivia Castro

PGJDF

Anthony se encuentra hospitalizado, bajo el resguardo de la procuraduría capitalina. Es capaz de sonreír, conversa,  pide golosinas y pregunta por sus tíos captores. El primer diagnóstico del cuerpo médico indican que el menor indican que las torturas que vivió por más de 4 meses, no sólo le dejaron lesiones físicas sino también psicológicas.

PGJDF

Aún no puede confiar en un adulto y por las noches despierta llorando. Pregunta principalmente por su madre. No se siente querido, pero sí rechazado; los especialistas ya empezaron a trabajar con él para que supere todos sus traumas. 

El Universal

El padre del menor conversó nuevamente con Univisión. Allí declaró que una organización lo está ayudando para que Anthony pueda volver a su país. En 2 semanas estaría con su padre en San Diego, California. “Me han dicho que si, Dios quiere, en dos semanas está conmigo”, afirmó.

Puede interesarte