Por Josefina Pizarro
6 febrero, 2017

¡Qué pesadilla!

Todos le tenemos miedo a algo. Hasta la mujer y hombre más valiente le puede tener miedo a los insectos, al mar o a tener alguna enfermedad. Pero otros, como Donald Trump, no pueden dormir en las noches por otra clase de pesadilla, por otra clase de monstruo que acecha en su “perfecta ciudad” y que sólo quieren una segunda oportunidad para poder sobrevivir: Los inmigrantesEstos son los “terroríficos monstruos” que tienen a Donald Trump despierto por las noches, conoce alguna de sus historias.

La gente abandonada por la prohibición de viajar de Donald Trump ha estado llegando a Estados Unidos después de que la orden ejecutiva del Presidente fue detenida por un juez.

Entre ellos estaban Eman Ali, de 12 y su padre Ahmed, que llegaron juntos el domingo al aeropuerto internacional de San Francisco, donde fueron recibidos por su hermana mayor y otros familiares, así como por muchos periodistas.

Reuters

Corrió para abrazar a su hermana y los dos se abrazaron y lloraron.

Reuters

Eman y su padre habían estado atrapados en la nación de Yibuti, en el este de África desde el lunes, cuando las autoridades se negaron a permitirle subir a un avión con él a Estados Unidos, ya que es de Yemén.

AP

El señor Ali criticó la orden de Trump: “No es justo. Quiero decir que algunas personas son malas, pero eso no hace que todos sean malos”.

También la estudiante de postgrado iraní Sara Yarjani, sufrió con la prohibición cuando intentó regresar al país después de visitar a su familia.

Reuters

Estaba atrapada con muchas otras personas en un limbo legal después de que el Trump firmó la orden el 27 de enero, unas siete horas antes de aterrizar en Los Ángeles.

En última instancia unos agentes de aduana la escoltaron en un avión con destino a Viena, donde había estado visitando a la familia. Llegó recién el domingo, donde su hermana la recibió con los brazos abiertos. Tiene una visa de estudiante válida por dos años y agradeció a los estadounidenses por su apoyo.

Reuters

Y sí, estas personas son algunas de las llamadas “monstruos” que Trump quiere mantener lejos de su país. Hombres, mujeres y niños que vienen para vivir, para contribuir con el país pero no les dan la oportunidad por culpa de los estereotipos.

Reuters

Mientras continúe esta detención por parte del juez millones de personas intentarán entrar por este agujero legal. Mientras tanto, el vicepresidente Mike Pence dijo que la orden judicial declinó restablecer la prohibición “frustrante” y la describió como inconsistente e inconstitucional.

“Está claro que el Presidente tiene la capacidad de decidir quién tiene acceso a este país”.

Sí, pero ahora su querido Presidente no puede simplemente pelear por Twitter como suele hacerlo, tiene un enemigo que nos defenderá hasta la muerte: Las leyes.

¿Qué piensas de los “monstruos” que no dejan dormir a Trump?

Puede interesarte