Por Luis Lizama
6 septiembre, 2019

A raíz de una larga investigación, con grandes científicos de diversos países, se descartó la opción de que fuese un reptil o una especie de dinosaurio.

Estamos rodeados de mitos y leyendas. Que podría ser un animal, un humano, un extraterrestre, pero lo cierto es que se quedan en eso, una suposición. El monstruo del lago Ness resulta uno de los más controversiales y conocidos a nivel mundial, aunque ahora podría desmitificarse. 

A través de un largo estudio, donde se analizaron muestras recogidas del lago, analizándolas genéticamente, se llegó a la conclusión de que el monstruo del lago podría haber sido en realidad una anguila gigante. 

El experto en genética Neil Gemel, analizó el ADN de 250 muestras, recogidas del famoso lago escocés. Una de sus grandes conclusiones, fue descartar la presencia de reptiles prehistóricos. 

Pixabay

Así entonces se descarta la hipótesis de que «Nessie», como es apodado cariñosamente, sea una especie de dinosaurio marino, puntualmente un presiosaurio. Entre las más alocadas teorías, algunas afirmaban que era un tiburón o un pes gigante, quizás hasta una criatura que no pertenecía a la tierra.

Su avistamiento data del siglo VI, lo que justifica el sinfín de hipótesis, dada su antigüedad.

 

“Encontramos una cantidad significativa de ADN de anguila”

Reveló el experto en genética Neil Geme

A pesar de ser un gran misterio, Geme es muy enfático, pues asegura tener una «excelente base de datos». Lo que resolvería, en cierto modo, el misterio del lago Ness, que por años ha sido una de las grandes atracciones turísticas de Escocia. 

“Nuestros datos no revelan su tamaño pero la importante cantidad que encontramos hace que no podamos descartar la posibilidad de que haya anguilas gigantes en el Lago Ness”

Comenta Neil Geme a través de su investigación

A la par con el descubrimiento relacionado a «Nessie», también se encontraron ADN de humano, perro, cordero, zorro y topo. Lo que da cierta esperanza a quienes siguen confiando en que el monstruo es en realidad una criatura mitológica. 

A eso se suma la variada cantidad de investigaciones que se ha hecho. El año 2006, un estudio reveló que sería un elefante que había escapado de un circo y que ahora deambulaba en el lago.

Puede interesarte