Por Elena Cortés
10 octubre, 2017

Seguramente se reencontrarán. 

No hay nada mejor que encontrar tu compañero de vida, esa persona con la que puedes vivir todo tipo de situaciones y salir adelante juntos. Si hay un sentimiento universal que nos rodea a todos, es sin duda el amor. Aunque no es tarea fácil hallar a tu alma gemela así de repente, seguramente que sí hay uno para ti. Y es que la historia de amor de Socorro Ibáñez y Antonio Gómez es a la que muchas aspiran a tener.

Tenían 71 años de casados, 17 nietos y 21 bisnietos. 

Referencial

Socorro y Antonio se conocieron desde que eran unos adolescentes. Se enamoraron profundamente y desde la primera vez que se vieron supieron que por fin habían encontrado a su verdadero amor. 

A pesar de los altibajos, momentos de tensión, tristeza y demás, supieron salir adelante como la gran pareja que eran.

Su historia inició en Empalme, municipio de donde eran originarios. Decidieron unir sus vidas en el año de 1946 para no separarse jamás. De oficio ferrocarrilero él trabajó durante 35 años, luego se jubiló. Ella se dedicó al hogar.

Referencial

Sus últimos momentos de vida, desgraciadamente no pudieron vivirlos juntos. 

Al mediodía del miércoles 3 de octubre don Antonio, de 91 años de edad, fue trasladado por sus familiares a un hospital privado de la ciudad, donde falleció a las 14:15 horas. A las 18:30 horas su esposa, de 95 años, lo alcanzó cuando se le fue la vida en la casa donde vivía.

Las enfermedades que sufrían, propias para su edad, los obligaron a separarse. Esos últimos días los dividía una calle. El señor era cuidado por una de sus hijas en su casa y al frente vivía Socorro con otra de sus hijas.

Referencial

“Algo que siempre le reconocimos a mi abuelo es que viniendo de un origen muy humilde, teniendo una casita, siempre trabajó muy duro y a todos sus hijos les dio profesión, trabajó 35 años en el ferrocarril”, confesó uno de los nietos, Oswaldo Durán Gómez.

Los hijos no fueron capaces de contarle a su madre que su esposo se había muerto. A las 4 horas falleció ella y nunca supo que ambos se habían ido el mismo día. 

“Pareciera una tragedia que se nos murieron los dos abuelos en el mismo día, pero es lo opuesto, es una bendición; quiero pensar que Dios sabía esto y se los llevó juntos”, concluyó Oswaldo.
Referencial
Seguramente se reencontrarán. 

¡Q.D.E.P Socorro y Antonio! 

ElImparcial

Y que su amor siga siendo una gran inspiración y motor para toda su familia. 

Puede interesarte