Por Luis Lizama
20 noviembre, 2020

Se trata del 11º brote que afectó a la República Democrática del Congo, que duró aproximadamente seis meses. Unas 130 personas terminaron contagiadas, de las cuales 55 perdieron la vida. Este miércoles se declaró el fin de esta epidemia ¡A celebrar!

El virus del Ébola (Ebolavirus) se detectó por primera vez en algunas regiones de África. Produce una fiebre hemorrágica viral, con síntomas que pueden aparecer hasta 3 semanas después del contagio. Fiebre, dolor de garganta, dolor muscular, náuseas, vómitos y diarrea son algunos de ellos, que terminan acabando con la vida de los pacientes en un porcentaje del 50 al 90%, entre los infectados, según informa la Organización Mundial de la Salud.

La República Democrática del Congo ha sufrido constantemente diversos brotes de esta enfermedad, con miles de personas fallecidas. Hace seis meses se confirmó el 11º brote en el país, en comunidades esparcidas en las selvas tropicales, aunque también en áreas urbanas.

Después de una ardua lucha en terreno, se ha declarado el fin de esta epidemia. ¡Están felices!

John Moore / Getty Images (Un voluntario sosteniendo a un niño sospechoso de portar el virus)

130 personas fueron contagiadas esta (ojalá) última vez, falleciendo 55 de ellos. Una tasa de mortalidad altísima.

Imagen referencial – Pixabay

Semanas antes de comenzar este brote, había acabado el anterior con el aterrador saldo de 2.200 personas muertas, la segunda más importante en la historia de la enfermedad, según informa Reuters.

“Me complace declarar solemnemente el final de la undécima epidemia del Ébola en la provincia de Ecuador”.

–comentó el Ministro de Salud Eteni Longondo en conferencia–

REUTERS / Zohra Bensemra

Los tratamientos y vacunas fueron los principales puntos a favor para terminar con esta enfermedad, sobre todo porque una 40 mil personas fueron vacunadas en la selvas tropicales. Sin dudas que fue una misión compleja. 

Con esta importante victoria del país, se han sacado conclusiones vitales respecto de otras pandemias, como la del COVID-19. Buscan replicar los resultados.

“La tecnología utilizada para mantener la vacuna contra el Ébola a temperaturas súper bajas será útil cuando se lleve una vacuna de COVID-19 a África”.

–comenta el director de la OMS para África, Matshidiso Moeti–

EFE

La cantidad de brotes que afectó al país africano fue casi el doble del promedio de otros países. Las selvas tropicales han sido denominadas como un “depósito natural” de este virus, por ende las comunidades que habitan esa zona son mucho más propensas. 

Afortunadamente ha logrado controlarse y esperamos que siga siendo así con otras enfermedades. ¡Muchas felicidades!

Puede interesarte