Por Pablo Román
14 febrero, 2018

Su felicidad fue arruinada con un «horrible» mensaje de texto.

El mundo es cruel. Pero a veces, el mismo hombre lo hace peor. Lamar Austin estaba comenzado a trabajar como guardia de medio tiempo, pero tuvo faltar al trabajo para asistir al nacimiento de su hijo. El padre llegó a una encrucijada: estaba en periodo de prueba y quería trabajar tiempo completo en el lugar. 

Lamar Austin

Con mucho esfuerzo, no faltó a ningún turno hasta este momento.

Se suponía que Lamar debía estar presente el 30 y 31 de diciembre. Sin embargo, este bebé sería el primero en nacer en el Hospital de Concord y con esto, la importancia de estar en este momento aumentaba.

«No quería que pareciera que intentaba faltar al trabajo o algo así«, dijo según Daily Mail.

Wiki

El segundo día, el 31, le explicó a su jefe que su pareja seguía en trabajo de parto. 

«Estas forzando mi mano, si no estas en el trabajo a las 8 mañana, vamos a despedirte«, le dijo.

Aún así, no asistió.

A las 1 de la mañana de Año Nuevo recibió un mensaje de texto diciendo:

«A partir de ahora, estas despedido«.

Lamar estaba en el hospital, la noche había sido larga, y no comentó a nadie lo de su trabajo mientras su esposa estaba dando a luz. 

GoFundMe

Por suerte, su caso se hizo público y a través de una campaña en GoFundMe, Lamar logró recolectar 10 mil dólares. Desde el incidente, ha recibido hasta 3 ofertas de trabajo.

El hombre lo empeora, pero también, puede mejorarlo.

 

Puede interesarte