Por Constanza Suárez
11 septiembre, 2020

Los pequeños de 14, 12, 10, 8 y 6 años al fin saldrán de la institución pública en la que vivían para ir a su nueva casa en Corrientes.

A finales de junio, el Juzgado Civil, Comercial y Contencioso Administrativo de Curuzú Cuatiá, en Argentina, convocó a parejas o personas que quisieran adoptar a cinco hermanos que hasta la fecha se encontraban institucionalizados. 

El llamado era para personas que no superaran los 50 años, debían residir en la Provincia de Corrientes, una lindante, y podían expresar su voluntad hasta el 31 de julio.

El Litoral

“El adolescente de 14 años cursa el quinto grado de la escuela primaria, le gusta la naturaleza, dibujar y el arte en general. Es deportista, tranquilo y solitario. La niña de 12, está en cuarto grado, es aplicada en las tareas escolares y las realiza con entusiasmo. Coopera con todas las actividades de la casa, posee buen trato con sus pares, es responsable y respetuosa.

Mientras que la niña de 10 años está en quinto grado, le gusta andar en patineta, jugar con plastilina y al fútbol. 

Tiene episodios de rebeldía. Algunos problemas de dicción, propios de la falta de estimulación”, contó el Poder Judicial sobre los menores, según consignó El Litoral

El Litoral

Afortunadamente, esta historia tuvo un final feliz: una familia de Corrientes adoptó a los cinco hermanos que aún permanecían en una institución pública, según informó la Justicia provincial. 

“Afortunadamente el grupo continuará junto, ya que se dispuso su traslado al nuevo hogar dentro de la misma provincia de Corrientes”, comunicó el Poder Judicial.

Unsplash

El trámite pasó “por un exitoso proceso de vinculación afectiva entre los niños y los pretensos adoptantes”, agregaron. 

La decisión fue tomada por la jueza Teresa Oria, quien otorgó la guarda con fines de adopción de los niños de 14 años, tres niñas de 12, 10 y 8 años, y un niño de 6.

Puede interesarte