Por Diego Cid
8 Agosto, 2017

Intentó engañar a todos y terminó bajo la peor humillación posible.

Espero que nunca, nunca tengas que pasar por eso, pero hay una realidad fatal que te puede atacar sin previo aviso si es que tienes algún tipo de disputa con personas que no juegan limpio: neumáticos apuñalados. Bueno, a mí no me ha pasado, pero al amigo de un amigo sí y no es para nada entretenido. De hecho, una activista conservadora de derecha, Laura Loomer, habría tenido que pasar por eso recientemente.

O eso nos quiso hacer creer. Verás, ella siempre está envuelta en polémicas y a estas alturas ya cuesta mucho creer lo que dice, pues ha participado en más de un engaño.

Por lo mismo, más de un usuario estaba atento cuando publicó en las redes sociales que su neumático había sido profanado por algún opositor, luego de que su información privada (como su dirección) fuese revelada en internet.

“Alguien acaba de acuchillar mi neumático… Estoy sin palabras. Una semana después de que alguien publicara mi información”.

Y fue un usuario, llamado Mike, quien se dio el trabajo de desmentir todos los sucesos.

“La marca de ahí es donde la rueda golpeó un borde o bache. Hay cero punción. Es la escapada de aire de un impacto. El neumático es antiguo”.

“Dado el casquillo verde de la válvula, compraste tu neumático en Costco”.

El usuario también logró identificar, a través del neumático, que el modelo del vehículo era un Jeep Grand Cherokee antiguo. Desde ahí, su tesis comenzó a tener muchos más argumentos.

“Ésta es la fecha en que el neumático fue hecho. Parece ser la séptima semana del 2011”.

“Múltiples marcas en ese patrón en particular, causados por manejar con la rueda con cero aire en ella”.

“La parte brillante de la llanta indica que el vehículo estaba en movimiento cuando el impacto sucedió. El metal se raspa en movimiento”.

“Mi consideración final, es que este neumático fue cortado, por algo en el camino, a entre 25 y 40 kilómetros por hora”.

Y por supuesto, Laura no iba a dejar que las cosas se quedaran así e incluso se enojó de que la gente, a la que ella tanto “defiende”, no se preocuparan de defender de vuelta su rueda.

“Si no se pondrán de mi lado, yo no me pondré del suyo. No voy a defender a gente con la que no estoy de acuerdo cuando ellos no me defenderán a mí y a mi neumático”.

Pero las cosas ya habían comenzado a prenderse en Twitter y los usuarios no tardaron en “apoyar” su causa.

“No los escuches, Laura. lo mismo me pasó a mí y alguien plantó un árbol en mi auto. Ayer estaba en buenas condiciones, acababa de hacerle una mantención”.

“El mío también… las ramas no pararán ante nada, Laura”.

“Objetivo: Comprar nuevos neumáticos a Laura Loomer.”

“… en el 2 de agosto de 2017, reveló a través de Twitter que tiene la misma edad que sus neumáticos”.

Aún así, intentó comprobar que todo es real:

“Documento de el neumático acuchillado. ‘Cortes en el neumático delantero derecho por ser acuchillado. 4-5 cortes en el costado’.

Acabo de reemplazarlo”.

Laura compartió otros documentos, los que otro usuario se preocupó de corregir para que no mostraran datos personales.

Sin embargo, algunos usuarios se percataron de que es la misma letra en esos documentos y que, de acuerdo a análisis previos, podría corresponder a la misma letra de Laura, intentando convencer a todos de que efectivamente su neumático fue acuchillado.

Hasta ahora, aún no se entregan más antecedentes sobre el caso, pero bueno, todos conocemos bastante bien el cuento de Pedrito y el Lobo.

Te puede interesar