Por Luis Lizama
29 junio, 2020

El hecho ocurrió en Estados Unidos, donde muchas personas creen que la pandemia ya está controlada, pero es equivocan. No puedes descuidarte.

El COVID-19 sigue muy vigente en el mundo. Han pasado los meses, pero todavía muchas personas siguen contagiándose. Algunos países ya han logrado controlarlo, pero son muy pocos. Los protagonistas de esta historia pensaron que todo ya estaba solucionado, se relajaron y ahora viven una pesadilla.

Se trata de una familia de Estados Unidos que realizó una fiesta sorpresa. Pasaron de la alegría a la tristeza, porque 18 miembros terminaron contagiados. Se descuidaron, fueron irresponsables y lamentablemente están pagando las consecuencias. 

Ron Barbosa

No se trata de castigar a las personas, no es un método para hacerlas infelices, muy por el contrario. Es una enfermedad que nos obliga a mantener la distancia personal y social, precisamente por amor a los demás, para evitar contagiar a nuestros seres queridos.

El clan familiar de Ron Barbosa no entendió aquello. Desde siempre han sido muy unidos, reuniéndose cada día. Con la llegada del coronavirus ellos pensaron que en familia nada malo podría suceder, pero ocurrió.

Ron Barbosa

El padre de Ron, que tiene 88 años y es un grupo de riesgo, terminó hospitalizado, con otros dos familiares más.

«Todo el mundo dice: ‘Oh, es mi familia. Iré a ver a mi hermano. Voy a ver a mi primo’ y piensan que es una palabra segura. Es una gran familia amorosa que se reúne todo el tiempo y cenan, y esto resultó ser una cena sorpresa de cumpleaños».

Comentó Ron a BuzzFeed News.

Al parecer todo se habría iniciado cuando algunos miembros de la familia participaron de una partida de golf, para después reunirse con todos en una cena sorpresa de cumpleaños.

Apenas pasaron los días, muchos comenzaron a mostrar síntomas, hasta que 18 familiares terminaron dando positivo en el examen.

Los padres de Ron Barbosa (Imagen de Ron Barbosa)

Pero todo esto se da en el contexto de Texas, donde más de 70 mil personas han sido confirmadas con el virus en el último tiempo, registrando más de 2 mil fallecidos.

Debemos cuidarnos, ser responsables y extremadamente precavidos. Cuando muchos creen que todo ya está pasando, el virus vuelve a rebrotar en la población. No podemos bajar la guardia hasta eliminarlo por completo.

Imagen referencial – Pixabay

Algunos miembros de la familia Barbosa fueron dados de alta, pero otros siguen muy enfermos, como el padre de Ron.

«Quiero que todos estén con sus seres queridos. Solo quiero que todos sean cautelosos y no traten de tomar fotos y selfies con un grupo de 20 personas».

Lamentablemente besos y abrazos hoy son armas mortales. Seamos precavidos.

Puede interesarte