Por Elena Cortés
28 septiembre, 2017

El tipo era su profesor y un “maniático de Jesús”.

Bien dicen que caras vemos, pero corazones no sabemos y por desgracia esto lo tuvo que comprobar la familia de Elizabeth Thomas después de lo que les hizo. La vida de esta chica que acaba de cumplir 16 años parecía ser una muy tranquila y llena de grandes momentos familiares, pero en secreto todo era distinto. Hoy, indigna al mundo entero con sus acciones.

Todo comenzó cuando los padres de Elizabeth la dieron por secuestrada hace unos meses atrás. 

Una extensa investigación policial se desató, y todo Tennessee buscaba desesperadamente a la adolescente, quien supuestamente había sido raptada por su profesor, un “maniático religioso” llamado Tad Cummins de 51 años. 

@TBInvestigation/Twitter

Este tipo le había dejado una nota a su esposa diciéndole que se iba unas semanas para “aclarar” su mente, pero jamás mencionó a Elizabeth, a quien la mujer conocía porque iba a su iglesia.

Pero, fue una actualización en el perfil de la adolescente lo que alertó rápidamente a la policía sobre su paradero.

@TBInvestigation/Twitter

Era una imagen en la que se leía “esposa” y de descripción un emoji de un anillo de compromiso. 

Las autoridades encontraron a la disfuncional “pareja” en un supermercado en California cuando estaban comprando condones. Fueron seguidos hasta una cabaña rural donde se estaban ocultando e interceptados a los minutos.

@TBInvestigation/Twitter

Tam confesó que había tenido sexo en repetidas ocasiones con la chica, a pesar de que es menor de edad.

El plan de ambos era simular un secuestro y mientras que la policía y sus familiares los buscaban iban a cruzar la frontera e infiltrarse en México. 

@TBInvestigation/Twitter

Cuando los familiares de Elizabeth se reencontraron con ella decidieron prohibirle dar cualquier tipo de declaración pública. Pero, un reportero del Colombia Daily Herald la interceptó en un local de comida rápida y le preguntó qué pensaba con respecto a todo lo que vivió. Lo que respondió nos deja pensando.

No me arrepiento para nada de lo que hice, ha sido una grata experiencia con la que viviré el resto de mi vida. Fue una decisión buena y mala“.

@TBInvestigation/Twitter

Al mismo tiempo, ella dijo que las personas que están comentando sobre su “extraña” relación con el hombre de 51 años deberían de no meterse en los asuntos de otros y preocuparse por sus propios problemas. “Deberían de calmarse”, concluyó.

El caso sigue bajo investigación.

Puede interesarte