Por Diego Aspillaga
6 febrero, 2020

Los papás finlandeses pasarán de tener 2 meses de permiso a los 4,2 que también tienen las madres después del embarazo. Esto promueve el apego de los hombres con sus hijos, ayuda a las mujeres a compartir el cuidado y promueve la igualdad de género.

Tener un hijo es quizás el desafío más grande que una persona puede tener. 

Pexels

Noches sin dormir, grandes gastos económicos, complicaciones médicas y el cuidado constante de un recién nacido son sólo parte de los sacrificios que madres y padres tienen que sobrepasar para poder criar a un hijo.

La carga de traer un niño al mundo es gigantesca y desgraciadamente esta siempre ha recaído en las madres. Son ellas las que se embarazan, las que sufren malestares y cambios en sus cuerpos, la que tienen que dejar de trabajar y las que tienen que dejar todo de lado para estar al lado mientras los padres trabajan y proveen. 

Pexels

Y si bien la mayoría de los padres estaría feliz de compartir las cargas y el proceso de apego sobre todo después del parto, la sociedad les recuerda que no tienen las mismas obligaciones ni beneficios que las madres de sus hijos.

Pixabay

Mientras las mamás tienen extensos descansos pagados (en gran parte de los países del mundo) para poder atender a sus hijos, acompañarlos en sus primeros meses de vida y formar un lazo que durará de por vida, los hombres tienen que seguir trabajando y viendo como sus parejas se quedan con todas las complicaciones y bendiciones que implica tener a un recién nacido.

Pero esto está cambiando a medida de que los legisladores del mundo se han dado cuenta de que los padres también merecen pasar más tiempo con sus hijos y las madres descansar un poco de todas las responsabilidades. Después de todo, se necesitan dos personas para tener un hijo y ambos deberían compartir tanto las obligaciones como los beneficios de la situación.

Pixabay

Este es el caso de Finlandia, país europeo que cuyo gobierno anunció que le dará el mismo permiso parental pagado a padres y madres desde este año.

Ahí, las mujeres gozan de un permiso por embarazo de 4,2 meses mientras que los hombres sólo tenían dos meses para acompañar a sus parejas y ver crecer a sus hijos recién nacido.

Desde ahora, ambos tendrán el mismo tiempo para enfrentar cada paso del nuevo desafío juntos. 

Pixabay

Según el sistema actual en Finlandia, la licencia de maternidad es de 4.2 meses, mientras que los padres reciben 2.2 meses hasta que el niño cumpla dos años. Además de eso, se pueden compartir otros seis meses de permiso parental. Sin embargo, en promedio, solo uno de cada cuatro padres toma lo que se les da. Los planes actuales ahora solo hablan del permiso parental, publicó el portal de noticias BBC.

Bajo la nueva legislación, cada padre recibiría 6,6 meses de licencia (164 días bajo el sistema de beneficios de seis días de la semana de Finlandia) y las mujeres embarazadas obtendrían un mes adicional.

Pexels

Al respecto, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, dijo el mes pasado que su país todavía tenía mucho camino por recorrer para lograr la igualdad de género, y se quejó de que muy pocos padres pasaban tiempo con sus hijos en la primera infancia.

Gracias a esta medida, las madres podrán volver al trabajo antes si lo desean ya que podrán dejar a sus hijos con sus padres. Los hombres, en tanto, podrán descansar de sus trabajos y pasar tiempo valiosos ayudando a sus parejas y conociendo a sus hijos. 

Pexels

La igualdad de género significa compartir derechos, beneficios y obligaciones de la misma forma entre hombres y mujeres y este es un buen paso para lograrlo. Idea digna de repetir.

Puede interesarte