Por Catalina Yob
28 junio, 2018

Se trata de Antonio Manuel Guerrero, guardia civil de profesión, quien solicitó pasaporte pese a estar bajo la medida cautelar que le prohibe salir de España.

«No olvidaremos sus caras, ni sus nombres» es uno de los tantos gritos que puede ser identificado en las manifestaciones ciudadanas en contra de la liberación de «La Manada», el grupo de cinco amigos que violaron simultáneamente a una joven de 18 años en las fiestas de San Fermín. A dos meses de haber sido condenados a nueve años de prisión por abuso sexual reiterado, dos jueces de la Audiencia Provincial de Navarra decidieron decretar libertad provisional para los cinco sujetos, bajo una fianza de 6.000 euros.

El repudio situado en las principales calles de España y el mundo, era aún mayor que el que desencadenó la condena que los absolvió del cargo de violación. Los cinco hombres que derrumbaron la vida de una joven de 18 años, retomarían sus vidas como ciudadanos libres e inocentes de culpa.

La libertad provisional resultaba inexplicable ante el entendimiento de la población, la cual nunca logrará entender aquello que motivó a dos jueces a dejar en libertad a quienes violentaron, robaron y violaron a una mujer, para posteriormente abandonarla en un recinto en el que era imposible pedir ayuda. 

«España es diferente».

«Provengo de un país, en donde cinco hombres pueden violar a una mujer, a quien nadie le cree, y quedar libres con el paso de tan sólo meses. No me extraña por qué las mujeres no denuncian el acoso sexual».

Es «impensable»

Uno de los principales argumentos utilizados por Ricardo González y Raquel Fernandino, magistrados que votaron a favor de La Manada, fue que no existía riesgo de fuga por parte de los procesados y que era «impensable» que volvieran a delinquir, sin embargo con el transcurso de sólo un par de días, estos pretextos se han derrumbado. Junto a la libertad provisional, se decretaron las medidas cautelares de firma semanal y prohibición de salir del país, exigencias que han sido completamente desestimadas por un miembro de la, por siempre odiada, manada. 

Se trata de Antonio Manuel Guerrero, guardia civil de profesión, quien en los últimos días solicitó pasaporte para presuntamente huir del país, hecho que puso de manifiesto el inminente riesgo de fuga que suscita quien formó parte de una violación en grupo. La prohibición de salir del país y de solicitar un nuevo pasaporte, fueron parte de las exigencias exteriorizadas por el tribunal luego de otorgarles la libertad, perro Guerrero exhibió que siguen sin importarles.

El pasado 25 de junio, el procesado se dirigió hasta las dependencias de la Policía de Tablada, en Sevilla, con el único propósito de obtener un pasaporte. Con el paso de sólo unos minutos, su solicitud fue rechazada e informada a la Fiscalía, la cual decidió actuar de forma inmediata, pese a que el abogado del implicado sostuvo que el joven intentó tramitar el documento porque lo extravió. 

La Sexta
José Ángel Prenda

Tras volverse prácticamente viral la noticia que aludía a la reciente solicitud de pasaporte, la Fiscalía, encargada de investigar el delito, solicitó hoy al Tribunal de Navarra que convoque a uno de los condenados por el caso de La Manada, quien intentó renovar pasaporte para presuntamente escapar del país. 

A raíz de la violación de la medida, que fue informada por medio de una comunicación oficial de la Jefatura Superior de la Policía, el Ministerio Público solicitará la medida cautelar de reingreso a prisión ante el inminente riesgo de fuga, hecho que siembra la esperanza en quienes siguen sin concebir su libertad. 

«La Fiscalía solicitará la medida cautelar de ingreso en prisión ante el riesgo de fuga manifestado por el intento de quebrantamiento de la medida expresamente acordada en el auto de que ‘no podía obtener un nuevo pasaporte en el futuro'», manifestó el Ministerio Público, entidad que también solicitó a la Audiencia Provincial de Navarra que investigue la posibilidad de los hechos pudieran constitutivos de un «posible delito de quebrantamiento de medida cautelar en grado de tentativa».  

Puede interesarte