Por Constanza Suárez
14 febrero, 2020

Los alimentos fritos no son buenos para nuestro cuerpo pero ahora sí para el medio ambiente. Una ayuda al planeta.

Si bien los beneficios de las opciones eléctricas y de hidrógeno son grandes, también existen otras soluciones bastante ingeniosas para impulsar los motores de los vehículos.

Los expertos en salud llevan años explicando lo mal que hace la grasa y productos de desecho del aceite de cocina al cuerpo humano y cómo es un rotundo ‘NO’ para mantenerse saludables. Bueno, definitivamente no son buenos para el cuerpo, pero ahora son lo suficientemente buenos para las furgonetas Ford Transit. 

Ford

Ford probó aceites vegetales hidrotratados (HVO) en sus camionetas Transit, combustible que se basa básicamente en aceites residuales como el aceite de cocina y otros subproductos del proceso de cocción en restaurantes y cocinas.

Ford

Según detalló Ford en su sitio web, los HVO producen un 90% menos de gases de efecto invernadero y producen menos óxido de nitrógeno (NOx) que el diesel regular, ya que no contiene azufre ni oxígeno. Además, los HVO tienen una cantidad de residuos de grasas animales y aceite de pescado, lo que ayuda a los motores diesel a arrancar más fácilmente en temperaturas más frías. 

Ford

De hecho, varias empresas en Europa han estado recolectando aceites usados de restaurantes y hogares, y se ha puesto aún más esfuerzo en impulsar la producción de biodiesel. 

La mejor parte es que si un vehículo tiene poco HVO y no hay una estación cerca para recargarlo, se puede llenar con diesel convencional: los combustibles pueden mezclarse en el tanque sin causar problemas. 

Ford

“Permitir que nuestras camionetas funcionen con combustible hecho de desechos, incluido el aceite de cocina usado, puede parecer exagerado, pero el uso de aceite vegetal hidrotratado es, de hecho, una forma muy real en la que los conductores de tránsito y los operadores de flotas pronto podrán ayudar a todos disfrute de una mejor calidad del aire”, dijo Hans Schep, gerente general de Ford en Europa.

Ford

¡El planeta nos necesita!

 

 

 

 

 

 

Puede interesarte