Por Luis Lizama
8 octubre, 2020

La imagen fue publicada por la nieta de la anciana, quien junto a su familia agradecieron la humildad de la anónima mujer. Ella dijo que “todavía hay personas que no diferencian entre razas y respetan a los mayores”.

La humildad es un valor que nunca se pierde. No importa cuánto tengas ni de dónde provengas, todas las personas merecen respeto y un trato digno. Es una característica difícil de encontrar en las personas, pero resalta con fuerza cada vez que ocurren bondadoso gestos.

Así ocurrió con una solidaria mujer en Malasia, que fue fotografiada mientras cubría del sofocante sol a una anciana, usando su carpeta. Estaban en una larga fila en el banco, bajo el intenso calor imperante. 

La nieta de anciana publicó el humilde gesto en redes sociales, agradeciendo como familia.

Facebook Privitha Maimaran

La joven se dio el tiempo de escribir en la red social Facebook, donde recibió miles y miles de interacciones con otros usuarios. “Todavía hay esperanzas en la gente”, dice uno de los comentarios.

“En nombre de mi abuela y mi familia … Me gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecer a la señora malaya que tenía un archivador en la mano y estaba protegiendo a mi abuela del sol ardiente, mientras esperaban afuera del banco por un largo tiempo.

La razón por la que estoy compartiendo esto, el día de hoy, es que todavía hay personas afuera que no son racistas y respetan a los ancianos de diferentes razas…”.

–escribió la joven Privitha Maimaran en Facebook

Facebook Privitha Maimaran

El clima en Malasia es intenso, sobre todo en los veranos. Así también a ratos puede estar lloviendo, pero al siguiente minuto aparece el sofocante sol. 

En esta oportunidad, la abuela estaba esperando retirar dinero desde su cuenta bancaria, cuando los rayos del sol se intensificaron. 

Sin que nadie se lo pidiera, la mujer de atrás se percató de la situación y le puso su carpeta sobre la cabeza.

Imagen referencial – Pixabay

Y tal como dijo la nieta de esta anciana, muchas personas hacen diferencias entre la gente: Si son ancianos, si son pobres o si pertenecen a una determinada “raza”. 

Esta es una lección de humildad, de que no importa tu origen ni tu edad, mereces el mismo trato y respeto. Esto es bondad.

Puede interesarte