Por Diego Aspillaga
15 mayo, 2020

Hasta que no se encuentre una cura, lo más sabio es seguir con las medidas de encierro. Sino, arriesgamos a que tristes imágenes como estas se vuelvan parte de una normalidad de la que nadie quiere formar parte. 

El coronavirus ha impactado gravemente la vida de todas las personas del planeta. Los gobiernos del mundo han tenido que imponer duras medidas de cuarentena y distanciamiento social que han interrumpido las rutinas de todos pero que han demostrado ser las mejores herramientas para superar la pandemia.

Luego de meses de encierro y paralización, muchos ya quieren empezar a funcionar con normalidad de nuevo. Esto, sin embargo, parece no ser posible aún, con los pocos ejemplos de «normalidad» alrededor del mundo demostrando una realidad triste y francamente deprimente. 

AP

Así lo demuestra una serie de tristes imágenes de niños de guardería sentados solos en sus propias «secciones de aislamiento», la que han causado conmoción e indignación en Francia.

Las fotografías fueron tomadas en la ciudad norteña de Tourcoing, en la frontera con Bélgica, y muestra a un grupo de niños y niñas que se mantienen alejados entre sí mediante cuadrados marcados con tiza. Los niños de tres y cuatro años regresaron a clases después de casi dos meses de bloqueo del coronavirus cuando el gobierno francés alivió las restricciones.

Lionel Top

«No puedo superar esto», dijo el historiador Laurence De Cock, quien publicó la foto en Twitter. «Esta imagen es desgarradora. No podemos llamar a esto ‘escuela'».

Lionel Top, un periodista de televisión del canal de noticias BFM, tomó la foto el martes y dijo que a los niños se les había dicho que se quedaran en sus zonas.

«Para garantizar el respeto por las distancias, mientras aprovechaban la recreación, el equipo docente dibujó cuadrados en el suelo para los más pequeños», informó.

Lionel Top

«Los niños juegan, bailan, saltan, ríen juntos … pero desde esta plaza. Por lo que hemos visto, no lo ven como un castigo», agregó

Pero otros comentaristas expresaron su tristeza y enojo ante una escena que parecía sacada de una «película de terror». «Nunca había visto una imagen tan triste», dijo una internauta. «Es horrible someter a los niños a esto», publicó The Mirror.

Lily, otra usuaria de Twitter, escribió: «¡Simplemente inhumano, vergonzoso para los niños pero también para los maestros e institutos! ¡Qué horror!».

Si bien un portavoz del Ministerio de Educación en París dijo que no había «instrucción específica» para que los maestros dibujaran cuadrados de tiza para sus alumnos, también confirmó que todos tenían instrucciones de «mantener el distanciamiento social» y no compartir nada.

Lionel Top

Las escuelas en toda Francia comenzaron a reabrir esta semana cuando el país salió de un bloqueo de ocho semanas para contener Covid-19.

Los maestros se encuentran entre quienes han expresado su extrema preocupación por esto, y muchos padres mantienen a sus hijos en casa.

El coronavirus llegó para quedarse y hasta que no se encuentre una cura, lo más sabio es seguir con las medidas de encierro. Sino, arriesgamos a que tristes imágenes como estas se vuelvan parte de una normalidad de la que nadie quiere formar parte.

Puede interesarte