Por Daniela Morano
15 diciembre, 2017

“Era la persona más horrible en mi boda,” cuenta.

Si hay un día estresante y a la vez muy importante en la vida de una pareja, es el día de su boda. Para Christine Jo Miller, de 23 años, todo iba bien. Tenían todo perfectamente planeado, y con su ramo de flores blancas en mano, estaba lista para caminar por el altar. Las flores las había tomado del fundo de su familia en Lincoln, Nebraska. Pero no sabía lo peligrosa que podían llegar a ser.

Facebook Christine Jo Miller

Conocida como flor de las nieves, tiene un efecto similar al de la hiedra venenosa, provocando terribles y peligrosas alergias en quien se les acerque.

Había recogido las flores el día antes de su boda, y cuando despertó al día siguiente y tocó su rostro con sus manos sin lavar, su rostro se lleno de sarpullido y sus ojos se hincharon tanto que apenas podía ver.

Facebook Christine Jo Miller

Intentó ir a emergencias en el hospital más cercano pero estaba cerrado, así que decidió casarse tal cual. “Era la persona más horrible en mi boda,” le dijo a Inside Edition.

“A penas podía mantener los ojos abiertos, le lloraban y se veía miserable,” dijo Jon, su esposo.

Facebook Christine Jo Miller
Instagram Christine Jo Miller

Y aunque fue todo un esfuerzo aguantar la ceremonia, a penas terminó la llevaron a urgencias. Lamentablemente, ambos se perdieron su propia recepción.

Instagram Christine Jo Miller

“Tenía sarpullido hasta en mi cuello así que quería quitarme el vestido lo más rápido posible y estar cómoda. Jon pasó a Target y me compró una playera que dice ‘novia’ y un pantalón de buzo que ocupé para lo que quedaba de la recepción,” dijo Christine.

Puede interesarte