Por Fernanda Peña
20 diciembre, 2016

“Cuando el hombre se paró en el escenario con una pistola, lo primero que pensé fue que era parte de un teatro. Nada más lejos de la realidad”, dijo el fotógrafo.

Sin pensarlo, Burhan Ozbilici terminó capturando las imágenes que han dado la vuelta al mundo. El fotógrafo de AP registró casi segundo a segundo, el asesinato del embajador ruso de 62 años Andrei Karlov, a manos de un policía turco, identificado como Mevlut Mert Altintas. Los hechos ocurrieron ayer en Ankara, durante una exposición de fotografía organizada por el gobierno ruso.

Burhan Ozbilici

Pero el fotógrafo Ozbilici no estaba trabajando.

Sólo aceptó la invitación de un amigo suyo para ir juntos a la exhibición, porque le quedaba cerca a su casa. Según detalló, el embajador llevaba ya varios minutos de su intervención mientras el atacante aguardaba detrás. A todos los tomó por sorpresa cuando el hombre le propinó varios disparos a Karlov.

“Cuando anunciaron el discurso del embajador de Rusia, pensé que quizás esa foto me iba a servir para mi archivo personal o para el de AP. Así que me acerqué y empecé a retratarlo, me volteé para enseñarle a mi amigo y tres minutos después, empecé a oír unos fuertes disparos”.

comentó en el blog oficial de la agencia AP.

Burhan Ozbilici

“Por su ánimo calmado parecía más un hombre que estaba dispersando a la gente”

-agrega Ozbilici.-

Cuando se desataron los disparos el fotógrafo siguió retratando la tragedia. Terminó por convertirse en testigo privilegiado del hecho, pues sus imágenes detallan como vivieron esos segundos de alerta, los asistentes a la exposición.

Burhan Ozbilici

“El atacante nos amenazaba con su arma a todos, gritando arengas. Él le disparó al embajador al menos una vez más desde una menor distancia y luego le disparó a algunos de los cuadros expuestos en las paredes. Entre todo fueron alrededor de 8 disparos”

-agregó Ozbilici, quien además alcanzó a capturar las primeras reacciones de los desesperados asistentes-

Según los relatos de varios testigos, se escuchó al atacante gritar: “No se olviden de Alepo, no se olviden de Siria” y ‘Allahu akbar’ (Dios es grande).

Burhan Ozbilici

Burhan Ozbilici

El hombre fue finalmente abatido por la policía turca, tras un cruce de disparos. El embajador Karlov también falleció en el escenario.

Burhan Ozbilici

Las personas en redes sociales todavía se manifiestan sorprendidas por el coraje que tuvo el fotógrafo para seguir capturando las imágenes del hecho, a pesar de su cercanía con el sujeto armado. Ante esto, Ozbilici contó que en ningún momento sintió que debía dejar la cámara.

Logró hacerse detrás de una columna para seguir fotografiando la cara del atacante. Al conseguir material de primera mano, sus fotografías rápidamente se extendieron a través de las agencias de noticias del mundo.

Increíble reacción.

Puede interesarte