Por Daniela Morano
17 Mayo, 2017

No hay nada peor que ese momento del mes.

Cuando eres una adolescente, tener tu periodo es terrible. Hay sangre y no sabes por qué, te sientes incómoda, y la verdad es que es así toda la vida. Aún peor es cuando te llega desprevenidamente y no tienes tampones o toallas higiénicas. Y cuando sí hay en un baño público, sueles tener que pagar a una máquina que casi siempre esta mala. Divertido.

Cordelia Longo, una chica de 14 años de la escuela Islander Middle en Washington se encontró justamente en esa situación, según Seattle Times. De hecho, recorrió baños de tres edificios distintos de su escuela y ninguno tenía tampones.

“Me sentí asustada porque estaba avergonzada. Pero no debí estarlo, porque es algo que pasa. Luego estaba enojada. No debería estar en esa situación. Los directores siempre hablan sobre diversidad y como es algo que hay que apreciar, pero no consideran las diferencias entre niños y niñas,” contó Cordelia.

Entonces comenzó una petición. Más de 100 estudiantes, entre niños y niñas, firmaron. En la carta que iba junto a la petición escribió:

“¿Por qué hay pañuelos y papel gratis en la escuela, pero no toallas higiénicas ni tampones? Los otros dos son utilizados para funciones normales del cuerpo, y las toallas higiénicas y tampones también son necesarias. Las chicas no escogen tener su periodo. Entonces están siendo castigadas y me están haciendo pagar por algo que no puedo controlar“.

Incluso investigó y según leyes en Nueva York, todas las escuelas están obligadas a proveer productos sanitarios. Menos mal la carta funcionó y ahora la escuela tiene una máquina, pero donde no se paga.

Personalmente creo que deberían ser gratis en todas partes.

Te puede interesar