Por Ignacia Godoy
27 abril, 2017

Tan solo mira la cara de los demás pasajeros.

Justo cuando creías que lo habías visto todo en cuanto a las agresiones en los aviones y cómo habían tratado hace poco a una persona en American Airlines y United Airlines, te equivocas. Porque a pesar de que pensaste que las personas entenderían la lección, pasó lo contrario.

Hace poco Kima Hamilton, de 39 años, se subió a un vuelo de la cadena Delta Airlines, y el problema no estuvo en agresiones ni nada por el estilo, sino que se le fueron negadas necesidades básicas de cualquier ser humano.

Youtube

Hamilton había pedido ir al baño a la azafata pero el avión estaba en la pista en una fila esperando para despegar, por lo tanto no lo dejó. Él se fue a sentar pero en un momento dado y luego de varios minutos de espera, no aguantó más y tuvo que ir. A lo que Hamilton dice a Daily Mail, que fue menos de un minuto.

Youtube

Sin embargo, cuando estaba abrochándose su cinturón, llegó un guardia de seguridad de la aerolínea y le pidió amablemente que se parara y se lo acompañara fuera del avión. A lo que claramente Hamilton se negó, pidiendo una explicación mientras los pasajeros a su lado lo apoyaban.

Youtube

Finalmente Hamilton fue echado de la nave por haber ido al baño en un momento que no se podía.

Youtube

¿Estás de acuerdo con lo sucedido?

Puede interesarte