Por Daniela Morano
21 junio, 2017

Insólito.

Las historias sobre aerolíneas prohibiendo cosas o siendo agresivos hacia sus pasajeros ya son algo muy común. Pero este caso resulta aún peor si consideramos que la afectada resultó ser una bebé de dos años. En este caso fue la aerolínea Air Canada la que se rehusó a permitirle a una niña ocupar el baño de primera clase donde se encontraba junto a su abuela, Stacy Osmond.

Stacy afirma que su nieta fue obligada a orinarse sobre sí misma ya que la asistente de vuelo le prohibió seguir yendo al baño durante el vuelo de 5 horas y media. Explico a CBC News que había escogido esos asientos precisamente porque sabía que su nieta necesitaría ir en más de una ocasión.

iStock

La asistente le habría dicho «no puedo dejar que continúe viendo hasta acá. Le dije ‘es un bebé. Me asignaron esos asiento por esa razón, para estar cerca del baño’. A lo que le respondió, ‘No me importa, no vendrás más'».

En el momento en que fue más urgente, uno de los carros de comida estaba bloqueando la pasada al otro baño. Y Stacy a pesar de estar furiosa, decidió que para no causar más problemas, regresaría a su asiento.

Ruby, la niña, intentó aguantarse pero eventualmente no pudo más. «Me senté ahí con Ruby sonriendo, pero estaba enojada. Sobre todo una vez que se orinó en sus pantalones. Le busqué unas servilletas y se las puse debajo.

Air Canada le ofreció a Stacy un 25% de descuento en su próximo vuelo, un voucher por $200 dólares, y juguetes para su nieta. Pero nada de eso le importa. «Me hubiese gustado un poco de modales. No puedes tratar a los pasajeros detrás de la cortina como si no valieran nada. Air Canada no funcionaría a base de pasajeros de primera clase solamente. Y no pagué $1600 dólares para que me traten como basura».

Realmente inaceptable.

Puede interesarte