Por Monserrat Fuentes
20 junio, 2017

Estoy sin palabras.

Otto Warmbier era un universitario de 22 años que llegó como turista a Corea del Norte, el estudiante viajó desde Virginia en 2016 a China, pero su espíritu aventurero lo llevó hasta el régimen de Kim Jung Un. Su viaje originalmente iba a durar 5 días y su idea era pasar las festividades del año nuevo allá.

El joven contrató un tour junto a 10 estadounidenses más para hospedarse en la capital del país asiático, Pyongyang.

Austin Warmbier

Otto es el cuarto hombre desde la derecha.

El calvario de Warmbier comenzó cuando, mientras se alojaba en el hotel internacional Yanggakdo, tomó la arriesgada decisión de robarse un cartel de propaganda política del establecimiento. En el póster se podía leer la frase: «¡armémonos fuertemente con el patriotismo de Kim Jong-il!».

Otto fue condenado a 15 años de presión por el delito de «actos hostiles» contra el régimen.

AP

El estudiante estuvo encarcelado más de 17 meses,  a pesar de todos los intentos diplomáticos por liberarlo.

El joven, permaneció en coma más de un año mientras se encontraba privado de libertad, razón por la que finalmente fue liberado y trasladado al Centro Médico de la Universidad de Cincinnati (Ohio).

Desde Pyongyang aseguran que el estado de salud de Otto se debía a una lesión neurológica, según los norcoreanos, la mezcla de botulismo con píldoras para dormir fueron los causantes de su deteriorado estado.

KCNA/ Reuters

Lamentablemente, el osado estudiante no resistió los tratamientos y falleció en el hospital de Ohio junto a su familia. Desde el centro asistencial, manejan la hipótesis de que el muchacho fue asesinado, ya que no se han encontrado evidencias de la enfermedad.

Al respecto, sus padres, Fred y Cindu, dieron una conferencia de prensa en la escuela secundaria de Wyoming, lugar donde Otto se había graduado.

«Queremos agradecer a los maravillosos profesionales del Centro Médico de la Universidad de Cincinnati que hicieron todo lo que pudieron por Otto. Desgraciadamente, el terrible y toruoso maltrato que nuestro hijo recibió de manos de los norcoreanos aseguró que ningún otro resultado fuera posible más allá del triste resultado que hoy sufrimos».

Donald Trump no podía quedarse callado y envió un comunicado oficial.

AP

Junto a la primera dama, Melania, ofreció sus condolencias a la familia Warmbier. «El destino de Otto profundiza la determinación de mi administración para evitar tales tragedias aquejan a personas inocentes en manos de regímenes que no respetan el estado de derecho o la decencia humana básica«, indica el comunicado.

La secretaria de Estado Rex Tillerson, utilizó un tono más duro, con la promesa de «mantener Corea del Norte responsables de injusto encarcelamiento de Otto Warmbier» y exigiendo la liberación de otros tres estadounidenses actualmente detenido en Corea del Norte.

PBS NEWSHOUR

Fred Warmbier, padre del muchacho.

Los padres de Otto están devastados. No pueden creer que recién se les haya reportado que su hijo pasó casi todo su encarcelamiento en coma.

«No hay excusas para la forma en que los norcoreanos trataron a nuestro hijo y no hay excusas para la forma en que tratan a muchos otros.

Fred Warmbier.

Sin lugar a dudas, esta historia es de esas que te impactan y te dejan helado.

Puede interesarte