Por Ignacia Godoy
2 marzo, 2017

Advertencia: estas imágenes podrían herir la sensibilidad de algunas personas.

Siempre nos han dicho que hay que tener cuidado con lo que recibimos de otras personas porque pueden tener algo peligroso y podemos hasta despertar en una tina sin algún órgano importante en nuestro cuerpo. Y no es exageración, porque a muchos les ha ocurrido y otros no han vivido para contarlo.

Estos padres quisieron que todos tomáramos más conciencia de lo que pasaba en las fiestas y que comenzáramos a tener más cuidado. Por eso decidieron hacer algo que quizás para varios es muy doloroso, pero para ellos necesario.

Familia Jones

B. L. Jones salió de fiesta con amigos. Con solo 14 años no tenía la edad suficiente para tomar pero como en varios lugares esto no es un impedimento, comenzó a beber tragos. Sin embargo, alguien tomó su vaso con el que estaba y le introdujo éxtasis.

El resultado fue fatal: los chicos que estaban con él lo llevaron rápidamente a su casa ya que parecía no tener signos de vida. Su madre llamó a una ambulancia y lograron internarlo a un hospital con signos de que su corazón seguía palpitando.

Familia Jones

“Fuimos afortunados porque los médicos nos dijeron que podría haber quedado con algún daño cerebral o incluso peor. Dijeron que si esos jóvenes no lo hubiesen llevado a casa a tiempo podríamos haberlo perdido“

-Dijo su madre a Daily Post-

Familia Jones

Fue tan terrible su experiencia que decidieron compartir la imagen de su hijo en las redes sociales para que las personas tomaran conciencia de lo que podía pasar si tomabas estas drogas, y peor todavía, si se las dabas a otro.

Familia Jones

¿Qué opinas de lo que les ocurrió?

Puede interesarte