Por Catalina Yob
26 mayo, 2017

La sorpresa fue mayor cuando la identidad de la mujer salió a la luz.

La multitud ovacionaba el inminente triunfo del joven Ruslan Yamanbaev durante el Fights Nights Global 67 de Yetarinburg en Rusia, quien abatió a su rival, Vicktor Kichigin tras propinarle múltiples golpes en el rostro. Luego de que los jueces anunciaron al ganador, el joven Kichigin de 22 años de edad quedó tumbado sobre el suelo, mientras intentaba frenar el sangrado producto de las severas lesiones. 

Múltiples asistentes del público mencionaron que se trataba de uno de los knockouts más sangrientos de los últimos tiempos en la lucha rusa, pero lo cierto es que nadie parecía inmutarse ante la paliza que hace pocos minutos Yamanbaev había efectuado. Los golpes fueron tan violentos que el mismo juez tuvo que pedirle que se detuviera. 

Grabaka Hitman
Grabaka Hitman

Durante la lucha, la madre de Kichigin le ordenó a su hijo que lograra pararse y que no se dejara vencer. Cuando el juez ya había dictado la resolución de la lucha, Anna Azovskaya corrió hasta el ring y saltó al octágono, en donde abofeteó a su hijo y lo obligó a levantarse al mismo tiempo en que limpiaba sus heridas. 

“A muchos atletas les gustaría tener a sus seres queridos cerca de ellos en momentos difíciles, pero no es una posibilidad para muchos. Creo que mis hijos tienen suerte porque siempre estoy ahí para apoyarlos y ayudarlos”.

Grabaka Hitman
Grabaka Hitman

¿Crees que se justifica el actuar de la madre?

Puede interesarte