Por Francisco Armanet
28 noviembre, 2017

Meghan demostró lo mucho que puede cambiar el cuerpo humano.

Al igual que millones de personas alrededor del mundo, Meghan Gilbert pasó años sufriendo las consecuencias de las despiadadas e injustas burlas que recibía diariamente por el solo hecho de tener algunos kilos de más. Ella recuerda que durante toda la etapa universitaria sus compañeros la llamaron «muslos de trueno», apodo que en poco tiempo comenzó a hacerse conocido por todas las personas a su alrededor. Meghan, entonces, se sumergió en una depresión que le producía fuertes crisis de pánico y ansiedad. 

La situación era tan injusta como lamentable, pero ella sabía que era imposible cambiar al resto.

Así lucía Meghan en su época universitaria.

Pictame

Pero a pesar de esforzarse por olvidar las crueles palabras del resto, se miraba en el espejo y sentía que ella tampoco estaba conforme con su apariencia. 

Pictame

Entonces, durante un viaje familiar a un hotel con servicio «todo incluido» Meghan sufrió un fuerte episodio de ansiedad y comió, según sus palabras, como nunca antes lo había hecho. Al regresar a su hogar en Dallas, Texas, supo que debía hacer un cambio en un estilo de vida. Fue en ese momento cuando tomó las riendas de su vida y decidió comenzar un estricto régimen alimenticio que acompañó con una rutina diaria de ejercicio físico. 

Al cabo de un tiempo el esfuerzo y la perseverancia surtieron efecto y Meghan pudo ver sutiles resultados, que por muy pequeños que fueran, la impulsaron a continuar el trabajo.

«Cuando miro las fotografías de mi época universitaria, siento lástima porque esa chica no conocía la felicidad. Sí, la apariencia física no es el único motivo por el que una persona puede sentirse feliz, pero cuando sirve para cambiar el estado anímico y la auto estima, sin duda genera un gran impacto», explica Meghan a través de su actual cuenta de Instagram que siguen más de 68 mil personas.

Ella inspira a todos a tomar el control de sus vidas para aumentar la confianza y el bienestar.

Finalmente, su fortaleza brindó frutos y su cambio es realmente extraordinario.

Así luce Meghan actualmente.

Pictame

Con la dieta y el gimnasio, perdió más de 36 kilos. Luego de eso se concentró en darle elasticidad a su cuerpo y tonificar los músculos.

El antes y después es asombroso.

Pictame

Con el aumento en su auto estima, Meghan adoptó un estilo de vida muy diferente. Y las cosas buenas no tardaron en llegar.

Pictame

Hoy está felizmente casada y es ejemplo para miles de personas que necesitan ese empujón para luchar por su bienestar.

https://www.instagram.com/p/BZWjiL2hOdR/?hl=es-la&taken-by=megsmotivationn

https://www.instagram.com/p/BYga8AZhQNT/?hl=es-la&taken-by=megsmotivationn

https://www.instagram.com/p/BXqlIVrB_JM/?hl=es-la&taken-by=megsmotivationn

¡Aplausos más que merecidos para Meghan!

 

Puede interesarte