Por Vicente Quijada
3 febrero, 2021

Tomó fotos de lo que le tocó presenciar.

La mañana del miércoles 13 de diciembre de 2017, los habitantes de San Petersburgo, en Rusia, amanecieron con un paisaje extraño e incluso aterrador. La costa del golfo de Finlandia apareció cubierta por curiosas esferas de hielo, ubicadas una junto a otra, dando un panorama digno de ciencia ficción.

¿Cómo reaccionarías si vas a la playa y te encuentras con esto?

Los residentes, tal como nosotros, comenzaron a elaborar teorías sobre un acto extraterrestre en dicho lugar. Pero por suerte existen los expertos, quienes dieron luces de cuál sería el origen del fenómeno.

Los ecólogos creen que se debe a la presencia de aceite industrial en el lugar, lo que generó que los cristales de hielo se concentraran con esas formas.

Por otro lado, creen que es un proceso natural del congelamiento del agua salada lo que, junto con el viento y los descensos de temperatura del aire, generan estas curiosas formas.

En tanto, el escritor norteamericano Shea Gunther ya había comentado este fenómeno en otra ocasión para Mother Nature Network, y cree que se trata de pequeños trozos de hielo que, al ser golpeados por el oleaje, crecen mientras la temperatura del aire es inferior a la del agua. Así se generarían estas esferas de hielo.

A mí, en cambio, me gusta creer que no estamos solos.

Puede interesarte