Por Mariana Meza
8 abril, 2021

La ganadora del récord Guinness 2017, Ayanna Williams, de Texas, EE.UU., recientemente se cortó los más de 730 centímetros que se dejó crecer por casi tres décadas. Ahora podrá hacer cosas tan simples como lavar los platos o hacer la cama, mientras que sus largas uñas permanecerán en una exhibición.

Hay cosas inimaginables que la gente es capaz de hacer con tal de lograr un récord y la estadounidense Ayanna Williams es una de ellas. Por casi 30 años se dejó crecer las uñas y recientemente se las cortó para dar paso a una nueva etapa en su vida, sin los más de 730 centímetros que la volvieron toda una “celebridad”. Y los restos fueron comprados para ser exhibidos en un museo.

Guinness World Records / Ripley’s Believe It or Not!

El pasado primer fin de semana de abril, la texana Ayanna Williams se dirigió a Trinity Vista Dermatology, para cortarse las uñas que se dejó crecer durante casi tres décadas. Allí, la doctora Allison Readinger se las midió por última vez y con una herramienta rotativa eléctrica las separó de sus manos.

Las largas uñas de Williams la hicieron merecedora del Guinness World Records en 2017. Ese año, alcanzaron un largo de 576,4 centímetros y hoy, en abril de 2021, aumentaron a 733,55 cm., detalla Ripley’s Believe It or Not!

Pero después de tantos años, no fue una despedida fácil, aunque Williams admite estar lista para una nueva etapa. “He estado dejando crecer mis uñas durante algunas décadas. Estoy tan, tan lista para una nueva vida. Sé que las voy a extrañar, pero ya es casi ese momento, es hora de que lo hagan. Vamos”, confesó al Guinness World Records.

Guinness World Records / Captura video Facebook
Guinness World Records / Ripley’s Believe It or Not!

Para ser exactos, fueron 28 años en los que Williams se las dejó crecer, una fascinación que surgió a muy temprana edad, cuando era una niña y descubrió el “arte de las uñas”. Es más, le pedía a su madre que se las midiera y también que se las pintara de diferentes colores.

En 2017, cuando sus uñas medían 576,4 centímetros, contó que necesitaba más de dos botellas de esmalte y 20 horas para hacerle la manicura. En 2021, ocupó entre tres a cuatro pinturas y varios días para dejarlas perfectas.

Pero esos no fueron los únicos problemas que tuvo. Y es que al ser tan largas, también tuvo dificultades para realizar tareas básicas en la casa, como lavar los platos o hacer la cama. “Con mis movimientos tengo que ser muy, muy cuidadoso. Por lo general, en mi mente ya me estoy preparando para el siguiente paso que tengo que hacer para asegurarme de no lastimarme con las uñas o romperlas”, confesó la mujer con las uñas más largas del mundo.

Guinness World Records / Captura video Facebook
Guinness World Records / Captura video Facebook

Williams también contó que cuando caminaba por la calle muchas personas se le acercaban para comprobar que sus uñas fueran reales, o simplemente para verlas, sobre todos los niños. “Tengo esto que hago con los niños cuando se me acercan y me dicen ‘¡¿Son esas tus uñas ?!’ y digo ‘sí’ y luego pregunto y digo ‘¿cuántos años tienes?’ y dicen ‘Tengo diez o siete’, y yo digo ‘¿Adivinen cuántos años tienen las uñas? ¡Tienen como 28 a 29 años! ¡Son mayores que tú!'”, comentó.

Aunque Williams ya no tiene sus uñas, no quedarán en el olvido. Y es que Ripley’s Believe It or Not! las compró –por un precio que no quisieron revelar– para exhibirlas en su museo en Orlando, Florida.

Guinness World Records / Ripley’s Believe It or Not!
Guinness World Records / Ripley’s Believe It or Not!

“Va a ser increíble. Va a ser como una cera de mí mismo aunque solo sean mis uñas. No puedo esperar a ver eso, de verdad. Voy a estar sonriendo de oreja a oreja al respecto, es asombroso”, dijo la mujer, quien espera volver a dejar crecer sus uñas, pero un poco más cortas. “Con o sin mis uñas, seguiré siendo la reina. ¡Mis uñas no me hacen, yo hago mis uñas!”, finalizó.

Puede interesarte