Por Constanza Suárez
22 agosto, 2019

Muchos de los estudiantes llegaban con las manos agrietadas y estos pequeños quisieron ayudar.

Por naturaleza los niños tienen alma pura y son solidarios. A diferencia de los adultos, se acompañan y por lo general buscan un bien común con sus pares. 

Alumnos de sexto grados de una escuela rural de La Cañada, en Argentina aprovecharon un proyecto científico para crear una solución para sus compañeros. Desarrollaron un jabón en base a una hierba nativa, que ayuda a evitar que las manos se agrieten por el frío. 

Sanjuan8

Los 14 niños de la escuela José María Paz pasaron varios meses trabajando en su proyecto, que tiene como principal ingrediente a la hierba “Pájaro Bobo”, con importantes aportes a la salud, detalló el portal San Juan 8.

“El camino fue largo, algo complicado pero divertido y lleno de aprendizaje”, contó al sitio web la maestra a cargo, Saida Siderol. Es que antes de comenzar a fabricar los jabones tuvieron que buscar muchísima información, lo que era difícil en su escuela, pues no cuentan con conexión a Internet. 

Sanjuan8

«El apoyo de la directora y del resto de las docentes fue fundamental para conseguir datos», agregó. Luego de eso visitaron dos bibliotecas, y recorrieron herboristerías de la Ciudad de San Juan.

«Fue complicado porque fuimos en un colectivo de línea y tuvimos que juntarnos a varios kilómetros de la escuela para poder tomar uno acorde a nuestros horarios», contó.

Pero sin duda la parte mas complicada fue la elaboración. Hubo varios intentos fallidos. «El primer jabón lo hicimos con colorante de arroz y pimentón. Nos quedaron las manos teñidas», contó la profesora. Luego le agregaron limón y quedó “horrible”.

Sanjuan8

Gabriela Feresin, doctora en Bioquímica de la Facultad de Ingeniería, se acercó al proyecto y aportó con algunas sugerencias. Tras todas los intentos e ideas, lograron dar con el pájaro bobo, que determinaron era emulsionante. La probaron en otros estudiantes y se dieron cuenta que mejoraba notablemente. 

Nancy Falcón, directora de la escuela, agradeció el proyecto y expresó que será de mucha utilidad “porque muchos venían con las manos partidas y paspaditas y más teniendo en cuenta el frío y se ha logrado que se recupere la epidermis».

Sanjuan8

 

 

 

 

Puede interesarte