Por Constanza Suárez
7 febrero, 2019

Raphael Samuel demandó a sus padres porque no le pidieron su consentimiento para traerlo al mundo.

Raphael Samuel, un joven de India, causó bastante revuelo hace unos días al revelar al mundo que estaba demandando a sus padres porque no le pidieron su consentimiento para nacer.

Para algunos el asunto podría parecer una broma, pero la verdad es que el joven de 27 años lo dice seriamente, puesto que se declara antinatalista, es decir que está en contra del nacimiento de personas porque en algunas partes del mundo hacen más daño que bien.

Bueno, mientras acapara la atención del mundo, su madre decidió que era momento de pronunciarse y después de haber presentado un caso legal contra ella, su reacción es sorprendente.

Facebook/@thenihilanand

En conversaciones con The Mirror, Kavita mostró su admiración por su hijo por confrontarla en la corte, a pesar de que ella es abogado.

«Estoy muy feliz de que mi hijo haya crecido y se haya convertido en un joven intrépido y de pensamiento independiente. Seguro que encontrará su camino hacia la felicidad», aseguró al periódico.

«Si Raphael pudiera encontrar una explicación racional sobre cómo podríamos haber buscado su consentimiento para nacer, aceptaré mi culpa», agregó.

Facebook/@thenihilanand

Pero la madre de Raphael piensa que el mensaje de su hijo ha sido mal interpretado: «Los medios de comunicación se han centrado en una parte de lo que cree Raphael. Su creencia en el antinatalismo, su preocupación por la carga de los recursos de la Tierra debido a la vida innecesaria, su sensibilidad hacia el dolor experimentado inconscientemente por los niños mientras crecían y mucho más se ha olvidado con pesar”, dijo.

Aunque muchos piensen que Raphael podría odiar a sus padres, la verdad es totalmente opuesta.  En una entrevista con The Print, dijo: «Amo a mis padres, y tenemos una gran relación, pero me tuvieron por su alegría y su placer. Mi vida ha sido increíble, pero no veo por qué debería pasar otra vida por el camino de la escuela y encontrar una carrera, especialmente cuando no pidieron la existencia».

Ahora, no puedo esperar por el enfrentamiento en el tribunal entre Raphael y sus padres. ¡Uff, buena suerte!

Puede interesarte