Por Daniela Morano
28 mayo, 2018

“La noche del viernes tuve dolores y cuando fui al baño vi algo saliendo entre mis piernas”, dijo la mujer.

Parece mentira pero no lo es. Fernando de Noronha es un archipiélago y Parque Nacional Marino ubicado en la costa norte de Brasil. Este está formado por 21 islas, de las cuales sólo una está habitada. Su ecosistema es está tan altamente valorado, que el 2001 la UNESCO declaró el lugar como Patrimonio de la Humanidad.

Quizás por esto es que se prohibió tajantemente que cualquier mujer dé a luz en la isla. Hace ya doce años que las autoridades del país le negaron la posibilidad de tener hijos a las mujeres que allí vivan. El sitio de la BBC asegura que esto sería debido a la ausencia de instalaciones sanitarias adecuadas que permitan tratar semejante urgencia.

Shutterstock

A partir de la semana número 34 del embarazo, toda mujer que se encuentre en la isla debe abandonarla y dirigirse a la capital, Recife, a 545 kilómetros de distancia.  Al menos la administración se encarga de los gastos.

Pero a pesar de la prohibición, el pasado 19 de mayo una mujer dio a luz en la isla. La mujer debió traer a su hijo al mundo en su propia casa, y se justificó diciendo que no tenía idea de que estaba embarazada.

Shutterstock

Si bien para muchos esto fue sospechoso, pues ya tenía otro hijo, son muchas las mujeres que no saben de su embarazo sino hasta que se encuentran literalmente dando a luz a otro ser humano.

«La noche del viernes tuve dolores y cuando fui al baño vi algo saliendo entre mis piernas. Ahí fue cuando el padre del bebé vino y lo recogió. Era un bebé, una niña», dijo.

BBC

Y aunque esté prohibido dar a luz en la isla, la pareja no enfrentará repercusiones pues, al parecer, fue un accidente.

Puede interesarte