Por Monserrat Fuentes
23 enero, 2019

Genera diésel, gasolina, gas y carbón.

El planeta Tierra está en peligro y es nuestro deber hacer para frenar la destrucción del medio ambiente y del ecosistema. Muchos ambientalistas hace todo posible por tratar de generar la menor cantidad de desperdicios que puedan, pero lamentablemente son la minoría. Lo cierto es que a diario miles de toneladas de basura van a parar al mar y a vertederos.

Comprometido con el futuro de nuestro planeta, el inventor francés Christopher Costes creó una máquina que convierte el plástico que es tan contaminante en combustible.

Earthwake

«Sería genial poder dar algo a las personas que les permita saber qué hacer con sus residuos de plástico en lugar de tirarlos a la naturaleza. Debe reutilizarlo y no usarlo durante 30 segundos y desecharlo», dijo Christopher Costes, inventor de Chrysalis.

Junto a Earthwake diseñaron la máquina Chrysalis que es capaz de transformar 1 kg de plástico en 65% diésel, 18% de gasolina, 10% de gas utilizado para autoalimentar la máquina y 7% de carbón.

A Chrysalis le toma alrededor de de treinta minutos procesar cada kilo de plástico en 650 g de diésel y 250 g de gasolina.

Earthwake

A pesar de este gran avance, el equipo de Earthwake pretende seguir trabajando en una maquina similar, pero que sea capaz de contener una mayor cantidad de desperdicios.

«El siguiente paso, en un plazo de 3 a 6 meses, es fabricar una máquina más grande, fácilmente transportable a una zona contaminada, que sea capaz de tratar 70 kg de residuos por hora», dijo Samuel Le Bihan actor miembro de Earthwake, quien estima que el coste de fabricación de una instalación de este tipo ronde los 56.800 dólares, con una amortización inferior a un año.

Earthwake

Planean eliminar la mayor cantidad de plástico posible.

Puede interesarte