Por Cristofer García
25 mayo, 2020

En Chihuahua, México, muchas personas han salido a comprar cerveza, a pesar de las medidas de distanciamiento social.

Mientras el personal médico se expone a las peores consecuencias durante esta pandemia de COVID-19, todavía hay quienes no se toman en serio la emergencia. Por esa situación, una enfermera no soportó la indignación y rompió en llanto al ver una larga fila de personas para comprar cervezas a pesar de las recomendaciones sanitarias.

La mejor decisión en estos tiempos es cumplir con el distanciamiento social, sin embargo, parece que no todos entienden la gravedad de esta pandemia, que ya ha cobrado la vida de al menos 345.721 personas.

@EnriqueRG36 / Twitter

Esta enfermera, que forma parte de la primera línea sanitaria que a diario arriesgan su vida por la de los demás, se acercó hasta esta fila de personas que esperaban comprar licor, con un cartel en sus manos que decía: «Mientras el personal de salud está arriesgando su vida tú estás comprando cerveza».

«Hay gente que se está muriendo, compañeros», se le escucha decir a ella con la voz entrecortada por el llanto.

Ella no aguantó ver esta situación tan irresponsable y tampoco pudo evitar dejarse llevar por sus sentimientos. Simplemente la molestia la hizo llorar, no obstante, a pesar de verla así, quienes estaban en la fila poco la tomaron en cuenta. Simplemente uno de ellos le dijo «gracias» y más nadie hizo nada, ahí se quedaron.

@EnriqueRG36 / Twitter

Este indignante video, que ocurrió en Chihuahua, al norte de México, se hizo rápidamente viral en redes sociales. Y es que sirve como ejemplo perfecto de lo que no debía hacerse durante esta crisis sanitaria.

@EnriqueRG36 / Twitter

México ha registrado una alza importante de sus casos de COVID-19 en el último mes y hasta este lunes, 25 de mayo, ya registraba 68.620 contagios y unas 7.394 muertes. La situación es lo suficientemente delicada y crítica como para que las personas generen más problemas al personal médico.

@EnriqueRG36 / Twitter

Y es que, recientemente en esta ciudad han incrementado las filas para adquirir licor, porque estuvo prohibido durante un tiempo.

Sin embargo, solo refleja la poca seriedad que se tiene un momento crítico como este.

Puede interesarte