“ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes podrían herir la sensibilidad de algunas personas”.

¿Dónde está el límite de lo que uno debería o no compartir en redes sociales? Una foto paseando con tu mascota, tu almuerzo de ayer, a la abuelita en un boomerang divertido de Instagram o quizás ¿fotos con tus pacientes mientras los atiendes y ellos están inconscientes? Este parece ser un límite para el Internet.

Hay una nueva moda en Rusia que está causando revuelo. Enfermero/as y doctores han comenzado hace ya un tiempo a sacarse fotos en distintos contextos y posiciones junto con pacientes inconscientes.

Anna Kim es una enfermera de la isla de Sajalín en Rusia,  quien actualmente está siendo investigada debido a que ha subido a redes sociales varias fotos en donde posa con personas a punto de morir y pacientes ancianos o que están graves.

Anna Kim

Además de eso, acompaña las fotos con captions en donde se burla de por ejemplo adultos mayores que necesitan pañales y los tilda de asquerosos.

Anna Kim

En Aleksándrov dos enfermeras se sacaron distintas fotos haciendo caras y poses en el hospital en el cual trabajan. Según ellas “todo fue en broma para que nuestra profesión no se vea tan triste.”

Tatiana katayeva y Marina Shibanova

Las mujeres, identificadas como Tatiana katayeva y Marina Shibanova pueden verse pretendiendo beben sangre de donantes.

Tatiana katayeva y Marina Shibanova

También se fotografiaron haciendo como que jugaban a tirar aros a las piernas de una paciente inconsciente. A ambas se les dio una advertencia oficial y no fueron despedidas.

Tatiana katayeva y Marina Shibanova

También se unieron a la moda algunos médicos, como los que vemos en la foto. Ambos cirujanos plásticos de Surgut posan luego de haber hecho un aumento de senos.

east2west

En el hospital Demidovskaya en Nizhni Taguil una enfermera posó junto con un cirujano luego de haberle hecho un corte al paciente mientras estaba anestesiado. Esto causó escándalo en Rusia, pero ninguno de los dos fue despedido.

east2west

La enfermera Gulnaz Yalalova, de 20 años, se puede ver en la foto sosteniendo un bazo luego de ser extirpado. Este caso sucedió en Kazan y la enfermera solamente fue reprendida.

Gulnaz Yalalova

 


 

Puede interesarte