Por Josefina Bonnefont
16 diciembre, 2016

“Me preguntó muchas cosas, que cómo lo encontré, cómo lo escuché. Conversamos unos cinco minutos”. Neto fue el último sobreviviente en aparecer después del accidente.

Helio Neto, jugador del Chapecoense y uno de los sobrevivientes de la tragedia que cobró la vida de 71 personas, dejó el centro médico donde se encontraba en Colombia para volver a su país junto a su familia. Sin embargo, antes de partir a Brasil, el deportista conoció al subteniente Marlon Lengua, el policía que le salvó la vida y de quien estará agradecido por siempre.

Facebook Leonardo Zampier

“Más allá de esperar unas gracias, que no lo espero por que es mi deber como policía, es mi compromiso; es decirle a él que es un guerrero de Dios que luchó por su vida por más de 10 horas, quiero decirle que Dios lo tiene para grandes cosas en este mundo”.

-Marlon Lengua, El Colombiano

En la imagen, compartida por el hermano de Neto, se puede ver el encuentro entre ambos en la habitación del hospital.

“No iba a citar a alguien, por temor de ser injusto, pero este tipo aquí, creo que si no fuera por la atención, la insistencia y la intuición de él, quizá no estaríamos aquí, despidiéndonos de Colombia y regresando a Brasil con la misión cumplida!!! Muchas gracias Marlon Lengua!!! Muchas gracias Colombia!!! Gracias Brasil!!! Muchas gracias mundo!!!”

-Leonardo Zampier, hermano de Helio-

“Aquí van mis agradecimientos a Dios y a esos ángeles de la guarda que cuidaron tan bien de mi hermano aquí en Colombia. Que se sientan abrazados fuertemente por toda nuestra familia y amigos, sean ustedes socorristas, médicos, enfermeros, voluntarios, policía, etc. De corazón gracias”:

-Leonardo Zampier-

Por su parte, Marlon Lengua, en conversación con el canal Globoesporte, contó cómo encontró a Neto después de que ya hubiesen finalizados los rescates.

“La primera vez que escuché algo eran las 4:27 de la mañana, yo escuché algo, un quejido, me arrimé, volví y lo escuché. Llamé a un compañero para que me certificara porque era algo traumatizante ese momento y quizá era impresión mía. Cuando el compañero me dice que sí, que sí escucha algo, me voy por encima de las latas del avión me acerqué y llego hasta el lugar donde se encuentra él y podemos sacarlo de ahí”.

-Lengua a Globoesporte-

“Me preguntó muchas cosas, que cómo lo encontré, cómo lo escuché. Conversamos unos cinco minutos”.

-Lengua a Globoesporte-

¡Gracias Marlon Lengua!

Te puede interesar