Por Daniela Morano
19 julio, 2019

No podía estar presente físicamente, pero sí en espíritu.

El día de graduación es un día muy importante para todos. Después de años de arduo estudio y largas noches despiertos, por fin llega aquel preciado momento en que sentimos que estamos siendo validados. Y no olvidemos las grandes cantidades de dinero que significan obtener esa buena educación. En general quienes hacen esto posible son nuestros padres, que trabajan también arduamente día a día para pagar nuestros sueños.

Paulo John Alinsog recientemente egresó de la universidad como administrador de empresas. El joven filipino estaba muy orgulloso de sus logros, pero lamentablemente no toda su familia pudo estar presente en aquel importante día.

Su mamá falleció en agosto del 2016 luego de que la neumonía de la que sufría se complicó y finalmente le quitó la vida.

Twitter paudaexplorer

«¡A la más bella! Ma, tu hijo mayor se graduó y espero que estés feliz. Hice esto porque tú lo querías. Te amo mucho», escribió en su publicación de Twitter Paulo, junto a una foto de él y su mamá impresa en un gran cartón.

Twitter paudaexplorer

Agregó que fueron sus amigos quienes «me dieron esa idea para poder al menos sentir la presencia de mi madre el día de la graduación porque mi graduación de la universidad era nuestro sueño. Sentí que estaba con mi madre».

La historia conmovió al mundo.

Twitter paudaexplorer

Lo importante es recordar que quienes no están físicamente con nosotros siempre lo estarán en espíritu. Especialmente en días tan importantes como lo era este para Paulo.

Puede interesarte