Era una forma de hacerles saber que, aunque no quisieran decírselo en voz alta, ella estaría allí para ayudarlos con cualquier cosa que necesitaran. “Necesito un abrazo porque estoy triste”, dice la nota en de la foto.

Muchas veces los estudiantes, como son menores, no confían lo suficiente en sus maestros y no se atreven a decirles un montón de cosas que tal vez les gustaría. Por eso una profesora tomó la iniciativa de poner una caja sobre una mesa y hacer que los estudiantes escribieran aquello que necesitaban.

Por ejemplo, “Necesito ayuda con una lección que ya pasamos”, “Necesito ayuda con problemas de amigos”, “Necesito hablar con alguien sobre una situación en casa” y así varias situaciones que pueden ser difíciles de abordar con un adulto, pero absolutamente necesarias.

Así, los estudiantes que no se sintieran cómodos de expresar sus problemas en voz alta, podrían solicitar ayuda mediante la caja, pues los papeles debían estar firmados para que la maestra se pusiera en contacto con ellos antes de finalizar la semana.

Facebook @JuliaBrownFitness

Era una forma de hacerles saber que ella estaría allí para ayudarlos con cualquier cosa que necesitaran.

Si bien tenía algunas dudas de su iniciativa, rápidamente se dio cuenta de que estaba funcionando, pues la primera semana dos alumnos denunciaron sobre una situación de acoso escolar y ya están trabajando en ello.

La segunda semana, fue aún mejor… comenzó a recibir una gran cantidad de “necesidades” que iban desde suministros, cambios de asiento, apretones de manos especiales al ingresar a clases, ayuda después del horario escolar, denuncias de acoso escolar e incluso algunos abrazos.

Facebook @JuliaBrownFitness

“Necesito un abrazo porque estoy triste”

Facebook @JuliaBrownFitness

“Necesito cambiarme de asiento porque no puedo ver el pizarrón”

Sin embargo, lo mejor de toda la iniciativa, fue que los alumnos comenzaron a acercarse directamente a la profesora para contarle sus problemas o desafíos, pasando por alto la caja, pues se sienten seguros de que habrá una respuesta de su parte.

“He estado enseñando en la escuela secundaria durante 15 años, y honestamente puedo decir que esto es lo mejor que he hecho para llegar a mis niños tan temprano en el año escolar” escribió Julia Brown en su página de Facebook.

¿Te parece una buena iniciativa?

Puede interesarte