Por Daniela Morano
15 julio, 2019

La mitad de las especies de abejas del país se encuentran en peligro de extinción.

Según estadísticas oficiales, 358 especies de abejas viven en Holanda. La mitad de ellas están en peligro de extinción, al igual que la gran mayoría de ellas en el mundo entero. Su extinción podría significar un cambio radical y peligroso de parte del ecosistema, lo cual afectaría a todo el medio ambiente.

Oficiales de Holanda reconocen que este problema necesita una pronta solución, así que idearon un ingenioso proyecto. Transformaron las paradas de buses  la ciudad de Utrecht en paraísos para las abejas. Cada uno de ellos está cubierto con hierbas donde ellas pueden polinizar tranquilamente.

Instagram uitdragerij

Utrecht es la cuarta ciudad más grande del país por lo que aprovechar esos espacios para ayudar a otros es la solución ideal.

Instagram evagladness
Jolanda van Ginkel

No sólo ahora las paradas se ven más bellas, con suculentas y enredaderas decorándolas sino que además cumplen un propósito. «Un techo verde es bueno para mantener una ciudad saludable y con buena calidad de vida», escribieron en el sitio oficial de la ciudad. «Así podemos enfrentar mejor el cambio climático. Ayuda a prevenir inundaciones y sufriremos menos a causa del calor».

También se planea instalar paneles solares en las paradas en los próximos años. Y a comienzos de año anunciaron que reemplazarán todos los buses con buses eléctricos, de manera que el año 2028 la ciudad sólo funcione con transporte carbono neutral.

 

Esperemos que pronto otras ciudades imiten la iniciativa de Utrecht, quizás así salvamos al planeta.

Puede interesarte