Por Andrés Cortés
8 junio, 2017

El explosivo se puede conseguir legalmente.

El tenencia de armas en Estados Unidos es, como bien sabemos, algo legal y forma parte de la Segunda Enmienda de la Constitución del país de América del Norte. Esto permite que los ciudadanos estadounidenses puedan poseer y portar armas con fines de defensa. No obstante, no todas las personas les dan el uso para el que supuestamente las adquieren y las utilizan para, bueno, hacer explotar refrigeradores con explosivos.

Y es que este hombre disparó con un rifle a una nevera a decenas de metros. El aparato electrodoméstico dentro de él estaba repleto de Tannerite, un potente explosivo del cual hablaremos luego.

No obstante, cuando el refrigerador explota, la puerta de este sale disparada en dirección del tirador y estuvo a centímetros de matarlo.

El hombre resultó completamente ileso y sus compañeros solo optaron por reír del impresionante suceso. Todo muy normal.

Y es que así es el mundo donde las armas de fuego son legales. Al igual que el Tannerite, el potente explosivo que puede comprarse en cualquier tienda de Estados Unidos.

La principal pregunta es cómo un explosivo tan potente como se puede ver en las imágenes, se puede conseguir y comprar legalmente en Estados Unidos.

La respuesta es más sencilla de lo que parece y es que la regulación del país no lo considera un explosivo porque se vende separado en dos componentes estables que solo son potencialmente explosivos al mezclarlos, según señala gizmodo.

Tannerite – Buds Gun Shop

Los principales componentes de este producto son el nitrato amónico, titanio y polvo de aluminio que funciona como combustible.

Lo más sorprendente es que este es el mismo producto que utilizarían los terroristas en sus atentados, solo que en Europa, además de estar prohibido, se conoce por el nombre de amonal o amosal.

En YouTube se puede ver una que este hombre que casi pierde la vida no es el único que ha realizado esta hazaña, sino que hay cientos.



Cuesta imaginar y encontrar una razón válida para que estos productos se comercialicen. Y ya no hablamos de la propia Tannerite que queda más que demostrado que es un peligroso explosivo, sino también de las armas de fuego que se pueden adquirir con absoluta facilidad y normalidad.

Puede interesarte