Por Alejandro Basulto
8 abril, 2021

Con 65 años, también tiene 90 nietos y de hecho vienen seis más en camino. Mientras que su primer matrimonio fue cuando tenía 16 años, un día después de que naciera su primer hijo.

El ugandés y hombre islamista, Mustafa Magambo Mutone, es poseedor de una de las familias más grandes y amplias del mundo. Una comunidad y un esfuerzo, que prácticamente se debe a su generación. A él y a sus 13 esposas. Ya que con ellas, este sujeto musulmán de 65 años, ha logrado tener 176 hijos y 90 nietos, sin olvidar que además vienen seis en camino que deberían nacer durante este año. Extenso clan que al mismo tiempo le ha significado más gastos y exigirse más.

Imagen de referencia | Pixabay

Una carrera para convertirse en el patriarca de una gran familia que comenzó en 1968, cuando tuvo su matrimonio a los 16 años, luego de que el año anterior naciera su primer hijo, que hoy tiene 49 años. Según consignó el medio People, desde el portal web de RCN ha quedado en manifiesto de lo conocida popularmente que es la increíble y extensa descendencia de Mustafa Magambo Mutone. Un hombre que últimamente ha aparecido en los titulares de los principales medios de su país, solicitando una ayuda al gobierno.

Muchos de sus retoños están en la universidad y además 49 de sus hijos son niños pequeños, por lo que él ha pensado en establecer su propia guardería.

Imagen de referencia | Pixabay

Son tantos los hijos que ha tenido y tan continuados, que incluso tiene 1o de ellos que tienen la edad de la menor de sus esposas (una mujer de 25 años), y que por ello ya se encuentran en la universidad, lo que le ha significado un aumento considerable de sus ingresos. Sin embargo, a pesar de las carencias económicas que actualmente está soportando y los cada vez más altos y exigentes gastos mensuales, Mustafa todavía quiere tener más hijos. De hecho, tiene 10 novias aparte de sus 13 esposas.

“He tratado de alimentar a mis 13 esposas y más de 170 niños. No es fácil. Solicito al Gobierno que al menos patrocine a 30 de mis hijos en escuelas secundarias e instituciones privadas”

– dijo Mustafa Magambo Mutone

Imagen de referencia | Pixabay

Hombre de 65 años, que a pesar de tener una familia tan numerosa y  que le ha significado exigirse tanto, aún él continúa siendo alguien sano y fuerte, debido a que no toma, no bebe, no se droga y ni consume azúcares. Y cada día sale a trabajar como vendedor de maíz.

 

Puede interesarte