El hombre tenía un negocio llamado «Artesanías del mago salvaje», para gente interesada en oscuras prácticas chamánicas.

La estupidez humana en ocasiones llega a límites insospechados. Tanto así que puede incluso dañar a inocentes, en especial si ellos no tienen cómo decir que necesitan ayudan y protección. Lamentablemente los animales sufren a diario por culpa de nosotros, pues los vemos casi como si fueran desechables. Parece ser más cruel y terrible cuando se le hace daño a animales en peligro de extinción, puesto que podrían provocar que tan solo cesen de existir.

Gordon Taylor, un autoproclamado «mago«, tenía cabezas y extremidades de búhos y otros pájaros en frascos de mermelada que vendía en su negocio «Wild Wizard Crafts» (Artesanías del mago salvaje).

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

La policía tuvo que allanar la vivienda de Gordon, quien tiene 46 años. Encontraron varias cosas muy peculiares, como por ejemplo un ala de águila ratonera, un pendiente hecho de la pata de un búho y dos cabezas de búho en frascos.

Según lo que informa Daily Record, el hombre le vendía estos objetos a quienes tenían interés en cosas como el paganismo y el chamanismo. El valor de los «productos» que encontraron rondaba los $1.000 dólares. 

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

El hombre admitió haber estado guardando los productos hechos de pájaros en peligro de extinción, por lo que se le dio una multa de $1.050 dólares.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Una organización animalista de la ciudad donde residía el hombre afirmó: «Si bien este es un caso extraño para los Highlands, es un recuerdo de que el internet es una plataforma activa para los crímenes de la vida silvestre«.

Esperemos que el hecho de que lo hayan multado y que la historia del juicio haya salido públicamente en redes sociales, sea un llamado de atención para todos aquellos que atenten contra la vida salvaje.

Puede interesarte