Por Mariana Meza
1 abril, 2021

Maximiliano Andrés Zárate vive en Córdoba, Argentina y hoy pide ayuda para construir un baño y una cocina en su hogar para que no le quiten a sus hijos. Su caso conmovió a los argentinos.

Hay veces en que el amor de un padre por sus hijos no es suficiente. Eso es por lo que está pasando un hombre en Argentina. Y es que su caso conmovió a la ciudad de Córdoba al hacerse pública la realidad que está viviendo: es viudo, está en extrema pobreza y, según él, está a punto de perder a sus cuatro hijos si no construye un baño y una cocina pronto.

El techo en el que vive Maximiliano Andrés Zárate consta de una pequeña pieza que comparte junto a sus cuatros hijos de 3,5, 7 y 11 años. Es lo único que tiene y debe construir un baño y una cocina lo antes posible.

Aún así, dijo al programa de televisión Arriba Córdoba que sus hijos “no faltan nunca a la escuela”. Todo el clan familiar, o lo que queda de el, vive en el barrio Villa El Libertador. Sobreviven en la pieza –con dos camas, un refrigerador y un horno– que Maximiliano construyó con sus propias manos en el mismo terreno donde viven sus suegros. Un espacio gris con materiales de construcción apilados.

El Doce

Eso no es lo peor. Hace tres años Maximiliano perdió a su esposa y la situación no hizo más que empeorar para él y su familia.

Y como si eso no fuera suficiente, en 2013 Maximiliano tuvo un accidente en moto en el que estuvieron a punto de amputarle una de sus piernas. Hoy solo vive con el dinero que recibe con la pensión de discapacidad. Antes se lo ganaba trabajando ocasionalmente haciendo “changas”, como se refieren a ese tipo de trabajo en Argentina.

El Doce

Hoy, producto de una denuncia de los vecinos, Maximiliano teme por perder la tenencia de sus hijos, quienes alertaron a la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF) de la situación.

Según ellos, en varias ocasiones Maximiliano habría bebido alcohol en exceso, poniendo en peligro la integridad de sus tres hijos hombres de 3, 7 y 11 años y a su única hija de 5.

Es por eso que, desde la SeNAF le están exigiendo al hombre que construya un baño y una cocina para poder mantener a sus hijos, al menos, con las necesidades básicas cubiertas. “La remo y lucho para que a mis hijos no les falte nada. Vivimos en una piecita precaria, pero mis hijos no faltan nunca a la escuela. La maestra me dice que lo que me está pasando es muy injusto”, comentó entristecido.

El Doce
El Doce

“Mis hijos lloran cuando no están conmigo. Cuando mi esposa murió no pude avanzar más”, dijo Maximiliano y pidió ayuda para no perder a sus pequeños.

Y dio resultado. Después de aparecer en el programa argentino los llamados no tardaron en llegar. Todos querían ayudar a Maximiliano y sus hijos.

Por otra parte, el medio argentino El Doce consultó a la SeNAF sobre este caso y desde la institución dijeron que “no hay ninguna medida excepcional para sacarle a los chicos. Nunca se evaluó tomar esa decisión”. Sin embargo, el hombre insistió en que había sido así.

Puede interesarte