Por Diego Aspillaga
25 mayo, 2020

Estos pequeños, de 8, 10 y 12 años, aprendieron que no todo lo que ven en televisión es real y que la picadura de una araña venenosa sólo los convertirá en pacientes de un hospital.

Tres pequeños hermanos bolivianos, de 8, 10 y 12 años, tuvieron que ser hospitalizados después de dejar que una araña viuda negra los mordiera con la esperanza de que los convirtiera en el famoso super héroe de Marvel, Spiderman.

Los niños, que viven en la ciudad de Chayanta, en el suroeste del departamento boliviano de Potosí, decidieron probar su suerte cuando encontraron una peligrosa araña mientras atendían a las ovejas de la familia. 

Pixabay

Tal y como el personaje de Peter Parker, quien obtuvo sus super poderes al ser mordido por una araña radioactiva, estos pequeños decidieron que el arácnido los mordiera esperando grandes resultados. 

Lo único que consiguieron, eso sí, fue preocupar a toda su familia y una urgente visita al hospital.

Según los informes, su madre estaba recogiendo madera mientras los hermanos se burlaban de la viuda negra con un palo y le permitían hundir sus colmillos en su piel, reportó el sitio Unilad.

Columbia Pictures

Se sabe que las arañas viudas negras son extremadamente venenosas, y su veneno es 15 veces más fuerte que el de una serpiente de cascabel.

A pesar de esto, la mayoría de las personas que son picadas por las arañas no sufren ningún daño grave, aunque el veneno puede ser fatal para los niños pequeños, los ancianos o los enfermos. Las viudas negras generalmente no son agresivas y solo muerden en defensa propia, lo que puede explicar por qué los niños tuvieron que provocar a esta araña en particular.

En lugar de desarrollar poderes, los niños comenzaron a desarrollar síntomas de las picaduras venenosas, que pueden incluir dolor muscular y espasmos, calambres abdominales y aumento de la frecuencia cardíaca.

Pixabay

La madre regresó y encontró a sus hijos llorando como resultado de los síntomas, por lo que rápidamente los llevó al centro de salud de Chayanta, donde les dieron medicamentos para las picaduras. Cuando su condición no mejoró , fueron llevados a un hospital en la ciudad de Llallagua antes de ser transferidos al Hospital de Niños en la capital boliviana, La Paz.

Virgilio Pietro, Jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, dijo que los niños pequeños continuaron sufriendo dolores musculares, sudoración, fiebre y temblores generalizados hasta que fueron tratados con un suero, que demostró ser efectivo.

Su salud mejoró y después de cinco días se les permitió regresar a casa con su familia sin poderes de ningún tipo.

Pixabay

Pietro, quien discutió el caso en una conferencia de prensa, instó a los padres a ayudar a los niños a comprender la diferencia entre realidad y ficción, comentando: «para los niños todo es real, las películas son reales, los sueños pueden ser reales y ellos (los niños) son la esperanza de nuestra vida».

Aunque todavía pueden soñar con ser super héroes, con suerte los niños habrán aprendido que una mordedura de viuda negra no será el inicio de sus aventuras sino de graves y dolorosos síntomas. 

Puede interesarte