Por Daniela Morano
20 abril, 2017

Los convencían ofreciéndoles visas gratis.

Gabor Acs y Viktor Berki son dos hombres que hoy han sido sentenciados a 30 años en prisión por el tráfico de personas. Los dos nacieron en Hungría pero llegaron a Estados Unidos para comenzar una nueva vida. Entonces ellos mismos comenzaron este negocio donde conocían a sus víctimas -todos hombres- por internet y redes sociales, prometían visas y vuelos gratis si aceptaban trabajar como escoltas.

Pero apenas llegaban al país, eran obligados a convertirse en esclavos y cumplir con 20 horas diarias de actos sexuales, ya fuese por webcam o con clientes en persona. Además de ser abusados.

Florida Court

Incluso habrían forzado a cinco víctimas a vivir en un departamento de sólo una habitación, casi sin comida y sin paga. El abuso continuó por años hasta que el círculo se trasladó de Nueva York a Miami.

Acs y Berki fueron descubiertos cuando publicaron fuera de su casa un cartel de lavado de autos, lo que hizo sospechar a los vecinos. Fue entonces que descubrieron que los autos que llegaban eran los de sus clientes.

El sitio web Pink News entrevistó a la abogada Brenda Mezick quien afirmó que “las víctimas eran jóvenes de 20 años sin educación, desesperados por dinero, y llegaban sin conocer el idioma”.

Los dos hombres fueron arrestados el 2014 y condenados a 30 años de prisión.