Por Cristofer García
30 agosto, 2021

Esto ocurrió en un local en Caracas, Venezuela, como se pudo apreciar en las en redes sociales de Kelly Ayary. La tienda se disculpó y anunció una investigación del caso para dar con los responsables.

Un aspecto importante que debe tener cada ciudad, y la sociedad en general, es que sean inclusivas con las personas con limitaciones o discapacidad. Es vital que las infraestructuras sean amigables para aquellos que no pueden desplazarse con facilidad y, además, vale resaltar que merecen un trato como cualquier otra persona.

Sin embargo, se siguen presentando episodios lamentables donde existe poca empatía con ciudadanos con alguna discapacidad. Así le ocurrió a una joven en Caracas, Venezuela, a quien se le negó el ingreso a una tienda de ropa por andar en sillas de ruedas. Ante la desagradable experiencia, Kelly Ayary decidió publicar la denuncia en redes sociales.

Kelly Ayary

“La tarde del 29 de agosto en Balú (esta tienda de textiles) en el Centro Comercial Propatria no me dejaron ingresar porque ‘no puede pasar con la silla de ruedas‘. Muchas personas me dijeron que lo pusiera como publicación para poder compartirlo y denunciar”, escribió Kelly en la publicación, que se hizo popular rápidamente.

Kelly Ayary

En el video dice: “Iba a entrar a comprar y me corrieron, porque no se puede entrar en la silla de ruedas“.

De hecho, el caso escaló tanto en internet que la propia empresa compartió un comunicado haciéndose responsable de la situación y anunciando una investigación para dar con los culpables de tal discriminación.

Kelly Ayary

“Balú Moda rechaza categóricamente cualquier tipo de discriminación, ante todo pedimos disculpa a la señorita Kelly Ayary  y a todas las personas que de alguna manera se sintieron afectadas por el acontecimiento sucedido (…) hacemos saber públicamente que estamos realizando las investigaciones pertinentes para tomar las medidas de rigor para evitar este tipo de acciones hacia nuestros clientes“, informó la tienda en una publicación este lunes, 30 de agosto.

El caso de Kelly, quien es educadora, se hizo popular en redes sociales y ha recibido un apoyo masivo de los usuarios. Su publicación en Instagram ya cuenta con unas 9.479 reproducciones, 1.589 me gusta y 368 comentarios.

Puede interesarte