Por Alejandro Basulto
27 agosto, 2020

Si ella no hubiera despertado para mirarlos, tal vez ahora mismo estaría enterrada.

La joven con necesidades especiales de Michigan (Estados Unidos) e identificada como Timesha Beauchamp, está siendo el foco de uno de los hechos noticiosos más impactantes y hasta escalofriantes del último tiempo. Debido a que a esta afroamericana que en una funeraria iba a ser embalsamada luego de que la declararan como fallecida, fue vista abriendo los ojos para sorpresa del personal de la morgue, que impresionado primero por la situación, posteriormente reaccionó llamando a la familia y a los médicos para que la socorrieran. De manera errónea se había pensado que ella había muerto.

Google Maps

Actualmente Timesha se encuentra conectada a un ventilador mecánico en un hospital de Detroit, más de un día después de que fuera casi embalsamada estando viva. Lo que sería la pesadilla de muchos.

Ser enterrado vivo sin duda es un miedo que muchos hemos tenido luego de ver ciertas producciones del cine de terror. Extraño incidente, que en el caso de esta joven de 20 años, comenzó luego de que ella fuera encontrada inconsciente en su casa. Timesha presenta problemas médicos no especificados y luego de que su familia llamara al 911, los paramédicos del Departamento de Bomberos de Southfield y dijeron que la mujer no respiraba.

Johnny Menifee

Acorde a la declaración del jefe de bomberos de Southfield, Johnny Menifee, los socorristas agotaron todos los métodos de resucitación que conocían, incluyendo el de cardiopulmonar. Y dadas las lecturas médicas y el estado de la paciente, se había determinado que ella había fallecido, según manifestaron en un comunicado. Sin embargo, y según consigna ClickOnDetroit, varias fuentes anónimas con conocimiento del caso dijeron que los oficiales de policía de Southfield vieron como Timesha se movía y respiraba, pero los paramédicos habrían afirmado que eran efectos secundarios de la medicación que le dieron.

ClickOnDetroit

El abogado de Timesha Beauchamp, Geoffrey Fieger, le contó a WXYZ que la madrina de esta joven es enfermera titulada, y ella le dijo a los médicos que había detectado pulso en ella.

Creyéndose fallecida, Timesha fue llevada a la casa de su familia, para que hicieran los arreglos del funeral. Hasta que llegó el siguiente día, cuando la recogieron y la llevaron a la funeraria James H Cole en Detroit, donde rápidamente los trabajadores notaron que todavía estaba viva y respirando. Posteriormente llamaron a los paramédicos, quienes la transportaron al hospital, con un pulso cardíaco de 80. Ahora está internada y con pocas posibilidades de sobrevivir.

“Alguien declaró que mi hija estaba muerta y ni siquiera está muerta (…) Les dije: ‘¿Están absolutamente seguros al 100 por ciento de que se ha ido?’ Dijeron: ‘Sí, señora, se ha ido'” (…) Es una de las peores pesadillas de las personas imaginar que se llama a una ambulancia y, en cambio, te envían a una funeraria en una bolsa para cadáveres”

– declaró la mamá de Timesha a ClickOnDetroit.

Familia Handout

El abogado, Geoffrey Fieger, piensa que la demora de una hora y media en la atención de Timesha, por su viaje a la funeraria, podría ser un factor crítico en contra de sus posibilidades de recuperación, luego de finalmente haber sufrido un paro cardíaco que la dejó inconsciente.

Puede interesarte