Por Catalina Yob
25 octubre, 2017

“Downtown divas” es el nombre del inédito proyecto llevado a cabo por dos artistas visuales que buscan reintegrar a estas mujeres a la sociedad.

“Lo que nos atrajo a este proyecto es el estado ex-territorial de estas mujeres como parte de un grupo que existe fuera de la sociedad pero que de hecho es producto de la sociedad. Más allá del desafío estético, queríamos integrar a estas mujeres de nuevo en la sociedad e ignorar esa etiqueta de “drogadicto” que llevan consigo. “Heroin Chic” puede parecer algo glamoroso en las editoriales de moda, pero cuando tomas heroinómanos reales que tienen las mismas características que esos modelos el contraste es absolutamente asombroso. En ningún un momento deseamos glamorizar las drogas, solo es un ejercicio para resaltar la realidad”. Estas fueron las palabras con las que Gigi Ben Artzi y Loral Amir, dos artistas visuales, explicaron sus motivaciones para emprender un inédito proyecto, el cual busca exhibir la sombría realidad de las prostitutas en Rusia que son adictas a la heroína.

A pesar de las escabrosas consecuencias de la prostitución, esta es lamentablemente una realidad que sigue coexistiendo junto a sociedades de todo el mundo, especialmente en aquellas en donde la vulnerabilidad persiste. Sin importar los esfuerzos por parte de los gobiernos y entidades mundiales que buscan erradicar el mercado de la prostitución, la alta demanda que éste suscita a nivel mundial incentiva su indeterminada prolongación.

Gigi Ben Artzi y Loral Amir
Gigi Ben Artzi y Loral Amir
Gigi Ben Artzi y Loral Amir

Debido a que la droga suele ser insertada en el mundo de la moda como temática para sesiones fotográficas, los artistas decidieron llevar a cabo una editorial con verdaderas adictas a la droga y así, realzar que se trata de una realidad que no debería ser objeto de sátiras. Sin embargo la sesión desencadenó una serie de críticas por parte de quienes los acusaron de intentar entregarle glamour a las drogas y de quienes tildaron la obra como una burla para la prostitutas, quienes nunca tendrán acceso a la costosa ropa que utilizaron en las fotografías.

En medio de la realización de la obra, las mujeres se sinceraron con los artistas, a quienes relataron el proceso que las llevó a la prostitución. La mayoría manifestó que se trató de un hecho desencadenante en sus vidas que las forzó a buscar opciones para ganar dinero fácil y rápido. Una vez insertas en el mundo de la prostitución, las drogas se volvieron parte de su vida, haciéndose cada vez más difícil dejarlas. 

Gigi Ben Artzi y Loral Amir
Gigi Ben Artzi y Loral Amir
Gigi Ben Artzi y Loral Amir
Gigi Ben Artzi y Loral Amir, los artistas a cargo de la controversial obra

Aplaudida, odiada y criticada, esta obra consiguió su objetivo y reabrió el debate sobre las consecuencias de la prostitución, la cual en muchos países ha acabado con las vidas de miles de mujeres, quienes muchas veces se ven encerradas en un mundo caracterizado por las drogas y los abusos. 

Puede interesarte