Por Francesca Cassinelli
7 Febrero, 2017

Katherine quiso iniciar el 2017 con una nueva propiedad, pero no pensó en la obviedad de su delito.

Katherine Kempson quería partir el 2017 con una casa nueva. El 1 de enero acudió al municipio de Carroll, en Estados Unidos, para pagar su nueva propiedad. El único problema es que la mujer de 49 años pensó que nadie se daría cuenta de que ese papel impreso en su casa y con un logo falso pegado no era un cheque real.

Sí, Katherine imprimió un cheque falso. Luego imprimió un logo del Members First Federal Credit Union (una entidad crediticia) y lo pegó al papel. Pensaba que nadie lo notaría.

¡Por supuesto que todos se dieron cuenta!

Facebook.

El municipio llamó inmediatamente a la policía, que descubrió que Katherine también había entregado un cheque falso a la agencia de bienes raíces con la que quería realizar la compra. El cheque al municipio era por 1,2 millones de dólares. El de la firma, de 60 mil dólares, indica Daily Mail.

La policía detuvo a Katherine, quien pagó una fianza para poder quedar con arresto domiciliario mientras espera la audiencia del 20 de marzo en que tendrá que explicar sus acciones.

Facebook.

No es la primera vez que Kempson se enfrenta a la ley -¡por eso es sorprendente que pensara que se saldría con la suya!- ni cumple una condena.

La mujer tiene antecedentes por robo y está acusada de otros dos delitos económicos. Además, tendrá que responder por falsificación de firmas en los cheques que entregó.

Te puede interesar