Por Vicente Quijada
5 julio, 2018

Quien criticara a la organización por el arbitraje en la derrota de Colombia, ahora fue reprendido y hasta pidió perdón mediante su abogado. El “Pelusa” e Infantino cada vez más lejos.

Los dichos de Maradona ayer, en los que acusaba a una FIFA “vieja y arreglada” de cometer un “robo monumental” en contra de Colombia tendrían, obviamente, repercusiones. Y estas no tardaron en llegar. La entidad presidida por Gianni Infantino no se quedó callada ante la ofensa y le respondió al “10” mediante un escueto comunicado. 

“La FIFA reprueba enérgicamente las críticas sobre el comportamiento de los responsables del partido que consideran ha sido positivo en encuentro duro y muy emocionante”, comienza la misiva dirigida al argentino, quien hasta hace poco era “embajador” de la organización durante el certamen.

Keystone

Sin embargo, su mal comportamiento durante su estancia en Rusia le quitó los beneficios que recibía -dinero y la mejor atención- y ahora incluso debió recibir la reprimenda de la FIFA, la cual consideró sus “insinuaciones” como “completamente inapropiadas e infundadas”. 

“En un momento en que la FIFA hace todo lo que está a su alcance para garantizar que los principios del juego limpio, la integridad y el respeto estén a la vanguardia en este Mundial y en la propia organización, la FIFA lamenta estas declaraciones de un jugador que ha escrito la historia de nuestro juego”, dispararon.

Todos hubieran creído que la guerra de declaraciones recién comenzaba, pero la realidad fue otra. El astro de la albiceleste, por medio de su abogado Matías Morla, sacó la bandera blanca. 

“Fue una expresión futbolera ante lo que uno cree que fue un penal mal sancionado”, le comentó Diego al jurista, mediante un audio que trascendió. “No quise ofender al presidente de FIFA, sé de su trabajo para tratar de que el fútbol sea más justo y cuando pasan cosas como las de Colombia uno siente mucha impotencia e injusticia. Colombia hizo un gran partido, mereció pasar y con la calentura del final tuve palabras que no fueron para ofender a FIFA sino para descargar la bronca”, explicó el campeón del mundo en 1986.

“Diego está muy comprometido con esta etapa del fútbol a nivel mundial, trabaja codo a codo con Infantino, estuvimos reunidos previo al partido de Argentina con Francia y la relación es excelente”, aclaró el abogado, para así evitar cualquier rumor tras las declaraciones, y hasta adelantó sus pasos a seguir. “Diego tiene pensado ir personalmente a hablar con Infantino. Estará en Rusia hasta el 15 y en la previa de la final seguramente podrán hablar y pedirá las disculpas en persona, Infantino tiene mucho cariño por Diego como él por el presidente de FIFA”, espetó.

EFE

¿Perdonará la FIFA a Maradona -una vez más-?

Puede interesarte