Por Monserrat Del Pino
17 marzo, 2017

La aerolínea incluso demandará al deportista.

Insólita fue la situación que sucedió en el aeropuerto de la ciudad de Samará en Rusia, cuando el jugador de volley ball Alexandr Kimérov tuvo que ser bajado de su vuelo hacia Moscú, debido que sus piernas no cabían en el espacio otorgado por su asiento. Ahora la aerolínea de bajo costo incluso está evaluando demandarlo.

El deportista ruso llegó a su vuelo solo para darse cuenta que sus piernas no cabían en el espacio del asiento que tenía, según lo informado por el diario Kommersant. Es por esto, que decidió cambiar de asiento a uno de la salida de emergencia, pero fue removido de este automáticamente, debido a que no había pagado el dinero extra para sentarse en ese lugar.

«Somos una compañía de bajo coste y vendemos billetes muy baratos, por lo que nuestras ganancias son por los servicios complementarios. Si todos nuestros pasajeros se cambian de asiento, esos servicios no tendrán sentido»


Luego de un tiempo discutiendo, Alexandr no tuvo más remedio que volver a su asiento correspondiente, pero manteniendo sus largas piernas en el pasillo. Debido a que este no es permitido por las regulaciones aéreas, el personal de la aerolínea llamó a la policía para que removieran al hombre del avión.

La aerolínea Pobeda de bajo costo incluso afirmó a través de su portavoz que tiene pensado demandar al jugador por el retraso que causó en el vuelo de Samará a Moscú.

«Hemos sufrido pérdidas por un retraso de media hora. Ahora estamos cuantificando la cantidad y luego acudiremos a la Justicia»

¿Quién crees que es el responsable de esta insólita situación?

Puede interesarte